martes 12.11.2019

Llevan a hospital a una mujer que conducía con facultades mentales alteradas

Por otra parte, una mujer ha sido denunciada por abandonar a un perro en un piso de Guadalajara
Llevan a hospital a una mujer que conducía con facultades mentales alteradas
Llevan a hospital a una mujer que conducía con facultades mentales alteradas

Agentes de la Policía Local han trasladado al Hospital de Guadalajara a una mujer de 54 años que conducía ebria y con las facultades mentales alteradas, después de provocar un accidente de tráfico, con resultado de daños materiales en la calle Rafael dela Rica de esta capital.

Según ha informado la Policía este jueves, los hechos tuvieron lugar el pasado viernes, a las 13,54 horas, y la mujer, que se negó a realizarse las pruebas de alcoholemia, fue imputada por dos delitos contra la seguridad vial, uno por negarse a realizar el citado control y otro por conducir un vehículo a motor bajo la influencia del alcohol.

Al constatar que dicha conductora podía tener sus facultades alteradas, se requirió la presencia de una ambulancia, cuyo equipo sanitario valoró su traslado al hospital.

Además de esta mujer, en los últimos siete días han sido detenidos también como autores de un delito contra la seguridad vial un varón de 51 años, que circulaba de forma irregular y a una velocidad lenta, con una tasa de 1,23 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, y un joven de 31, también vecino de Guadalajara, que realizó una maniobra antirreglamentaria al acercarse a un control establecido en la Glorieta de Bejanque y que, en la prueba de alcoholemia, arrojó 0,92 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

ABANDONO DE PERRO

En otro orden de asuntos, una mujer ha sido denunciada por un supuesto delito de abandono de un perro en un piso de Guadalajara, en el que el animal fue hallado tras el aviso de los vecinos de que llevaba varios días ladrando varios días de forma continuada.

La Policía Local de Guadalajara ha informado que, tras recibir el aviso de los vecinos, se localizó a la propietaria de la vivienda, que explicó que estaba mudándose y que en su nuevo domicilio no se le permitía tener animales, por lo que había dejado al perro en la casa a la espera de encontrar un lugar a donde llevarlo a una persona que pudiera encargarse de la mascota.

Cuando los agentes comprobaron el estado en el que se encontraba, se realizaron los trámites y gestiones necesarios para que fuera acogido en el Centro Municipal de Acogida de Animales de 'La Camada'.

Los hechos fueron puestos en conocimiento de la autoridad judicial por si pudieran ser constitutivos de infracción penal por un posibledelito de abandono animal, recogido en el artículo 337 bis del Código Penal, ha indicado la Policía Local.

Más información en vídeos 
Comentarios