Decano de Procuradores ve 'inconvenientes' en la dispersión de juzgados en Guadalajara

El decano del Colegio de Procuradores de Guadalajara, Andrés Taberné, en una imagen de archivo
photo_camera El decano del Colegio de Procuradores de Guadalajara, Andrés Taberné, en una imagen de archivo

El decano del Colegio de Procuradores de Guadalajara, Andrés Taberné, apela a la construcción, "lo antes posible" del nuevo edificio de los Juzgados en la capital ya que la actual "dispersión" de tribunales causa "muchos inconvenientes" no sólo a los profesionales sino a los ciudadanos.

Así lo ha puesto de manifiesto Andrés Taberné, presidente del Colegio de Procuradores de Guadalajara en una entrevista a Europa Press en la que ha aludido también a las deficiencias del edificio actual de los juzgados, donde se trabaja en unas condiciones que "no son las ideales".

"Está muy anticuado y carece de todos los servicios que debe tener un edificio judicial", ha lamentado Taberné, de ahí que crea que es importante que el Palacio de Justicia pueda ponerse en marcha cuanto antes.

Otra cuestión que preocupa al Decano del Colegio de Procuradores son los problemas que está causando la adaptación a los sistemas informáticos, donde bajo su punto de vista, en el caso concreto de las citaciones o notificaciones a procuradores existe "cierta incertidumbre" ya que no hay una "certificación clara" de que sean enviadas.

Según ha explicado, en más de una ocasión desde el Juzgado se ha asegurado que una notificación ha sido remitida a través del sistema informático e incluso este ha recibido el 'OK' y, en cambio, el procurador no la ha llegado.

"Si un juzgado me notifica que hay un juicio y no lo recibo, no voy y puedo crear un perjuicio enorme, como ha sucedido en algún caso", señala, por lo que considera que debería haber un sistema que sea lo suficientemente fiable como para que uno tenga seguridad de si se le ha comunicado, lo recibe.

Según este procurador, aunque el sistema con el que se trabaja es "bastante seguro", en su opinión aún hace falta que el Ministerio "meta más dinero en la Justicia porque esto crea muchos problemas a los profesionales".

En cambio, reconoce que si bien para Madrid el día 1 de enero, con la implantación del 'papel cero' fue "un caos" porque "no estaban preparados", para Guadalajara no lo ha sido porque se lleva varios años presentando demandas y escritos de manera telemática y recibiendo notificaciones mucho más.

Precisamente, esta ventaja la atribuye a que Castila-La Mancha es todavía territorio ministerio, ya que las competencias en materia de justicia no están transferidas. Madrid las tiene transferidas.

En opinión de Taberné el sistema de trabajo por la red "funciona aceptablemente bien" pero piensa que todavía tiene "poca capacidad, es muy lento -dice-", y es que para hacer un escrito te pasas diez minutos, que traducido a diez o veinte en un día y a que den fallo se puede traducir en horas y "eso te lleva los demonios", añade.

CITACIONES NEGATIVAS

Las citaciones negativas que obligan a tener que suspender juicios a última hora son otro problema detectado, aunque en este sentido ha aludido a que gracias a la colaboración de los procuradores tras las últimas reformas de la ley, dándoseles facultad para notificar ellos mismos si así se les pide, se están adelantando los tiempos y la efectividad.

A lo largo de los últimos años Taberné ha señalado que una de las cuestiones que más tiempo les ha llevado ha sido la entrada de muchos procedimientos de bancos como consecuencia de la crisis pero tal y como ha dicho, mayoritariamente fueron por hipotecas impagadas, asegurando que casos de desahucios como los que salen prensa "han sido puntualísimos".

En este sentido, ha precisado que lo que más ha primado han sido casos de empresas o particulares que tenían una hipoteca alta y decidieron que no querían seguir pagándola porque, por ejemplo, el piso costaba ya menos y decidían no pagar.

En referencia concreta a los desahucios ha manifestado que la instrucción que él tiene de los bancos con los que trabaja, en estos casos es que "si me encuentro el más mínimo problema en algún caso porque haya una persona viviendo dentro, suspender la diligencia", para Taberné esto además es fundamental.

Por último, ha recordado que cuando todavía en la ley no se contemplaba expresamente que las notificaciones en los juzgados se hicieran a los procuradores en un local centralizado, en Guadalajara ya se tomó nota de lo que se hacía en Madrid y se consiguió, a través de un protocolo firmado con los secretarios de Justicia, que se centralizasen y no se hiciera a "salto de mata".

Comentarios