jueves 22/10/20

Ayuntamiento de Guadalajara baja el IBI y suprime la tasa de terrazas para el año 2021

El tipo general de IBI para inmuebles urbanos baja del 0,48 al 0,47 y se crea un nuevo tributo para los solares
El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en el Consistorio
El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en el Consistorio

El Gobierno municipal del Ayuntamiento de Guadalajara rebaja el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para el próximo año, suprime la tasa de terrazas para todo ese ejercicio y crea un nuevo tributo para los solares, según ha dado a conocer este jueves el alcalde, Alberto Rojo, durante la presentación del proyecto de ordenanzas fiscales para el próximo año.

Acompañado por el primer teniente de alcalde, Rafael Pérez, y la concejala de Hacienda, Lucía de Luz, el alcalde ha señalado que se trata de un proyecto de ordenanzas que supone "un primer paso" hacia la aprobación del presupuesto para 2021 y que el Ayuntamiento "regresa a la normalización presupuestaria y mira al futuro con una importante reestructuración de su política fiscal con la que pensamos en la gente”.

En cuanto a los tributos para el próximo ejercicio, Rojo ha confirmado la congelación de la tasa de basuras, el impuesto de vehículos, la tasa de vados y la supresión de la tasa por la instalación de terrazas y veladores.

“Vamos a reducir la presión fiscal a las familias, a bonificar el respeto al medio ambiente, bonificamos impuestos para empresas con problemas económicos y seguimos ayudando a nuestros autónomos y pedimos un esfuerzo a las propiedades más elevadas”, ha asegurado Rojo.

En 2021, el tipo general de IBI para inmuebles residenciales bajará del 0,48 a 0,47 puntos, provocando una bajada generalizada del recibo, que, en palabras del alcalde, “supondrá que la ciudadanía cuente con medio millón de euros más en sus bolsillos, tras más de una década con subidas de hasta un 50 por ciento en algunos casos”.

Rojo ha recordado que ya en 2019 el Gobierno municipal decidió congelar el tipo municipal y solicitar una revisión en los valores catastrales, para “mitigar la subida automática del catastrazo aprobado por el entonces Gobierno de Rajoy”.

Así, dentro de la reestructuración fiscal aplicada al IBI, 201 propietarios de inmuebles valorados en más de un millón de euros verán adecuado su tipo, que pasa del mismo 0,48 residencial a un valor de entre el 0,95 y el 1, en función de los usos, ha detallado.

Y ha subrayado que “no era normal ni común entre todos los municipios de nuestro entorno que un vecino del barrio de El Alamín tuviese el mismo valor de IBI que un propietario de un inmueble valorado en más de un millón de euros”.

En cuanto a las bonificaciones, Rojo ha explicado que se mantienen las bonificaciones de IBI para familias numerosas en función del valor catastral de los inmuebles, se amplía de 3 a 4 años la bonificación prevista para las nuevas viviendas VPO y se eleva del 50 al 90 por ciento las bonificaciones previstas para la construcción de solares en los tres años inmediatamente posteriores al inicio de la obra.

El alcalde ha explicado que las diversas problemáticas que plantean los cerca de 2.500 solares existentes en la ciudad “preocupan y ocupan” al equipo de Gobierno y, por ello, en 2021 entra en vigor una nueva tasa por la Inspección Técnica Municipal obligatoria a la que todos ellos se verán sometidos tres veces al año para una estricta vigilancia de las condiciones de seguridad, salubridad y estética, concepto por el que el Ayuntamiento prevé ingresar 600.000 euros.

Ha agregado que, en el contexto de crisis en que nos encontramos, el equipo de Gobierno plantea duplicar hasta el 20 por ciento las bonificaciones en el Impuesto de Actividades Económicas a todas aquellas empresas que atraviesen dificultades económicas.

Y, de la misma manera, incorpora una rebaja del 10 por ciento en la tasa de apertura de nuevos negocios y suprime por completo la tasa por instalación de terrazas y veladores para todo 2021.

Además, el Gobierno municipal propone una tasa de 500 euros anuales por la instalación de cajeros en la vía pública y regula la instalación de publicidad exterior y en edificios y estructuras municipales, por lo que espera ingresar hasta 250.000 euros.

Más información en vídeos 
Comentarios