martes 19/10/21

Las Unidades de Pediatría y Obstetricia de Guadalajara vuelven al Hospital Universitario

Por otra parte, desde hace dos semanas se ha retomado la actividad quirúrgica programada, una recuperación que se aborda de manera progresiva para atender inicialmente las cirugías oncológicas no demorables
En la imagen de archivo el Hospital Universitario de Guadalajara dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha
En la imagen de archivo el Hospital Universitario de Guadalajara dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha

La Gerencia del Área Integrada de Guadalajara ha previsto esta semana el retorno del paritorio y las unidades de Pediatría y Obstetricia al Hospital Universitario.

Estas unidades han permanecido en la Clínica de La Antigua durante casi mes y medio, desde que se procedió a su traslado el 25 de marzo dentro de las medidas contempladas por el Plan de Contingencia ante la situación de emergencia sanitaria derivada de la COVID-19, según ha informado el Sescam en nota de prensa.

El descenso en el número de ingresos y de hospitalizaciones, que se sitúa en 70 hospitalizaciones por COVID-19, permite estar en condiciones de afrontar la recuperación paulatina de la actividad hospitalaria, algo que se realizará desde la prudencia, en base a los nuevos datos y a lo que la situación epidemiológica indique en cada momento.

En este sentido, se han creado tres grupos de trabajo para acometer, de una manera homogénea, la progresiva normalización de la actividad asistencial tras la COVID-19 y que establecerán los criterios para la recuperación de la actividad de consultas, pruebas diagnósticas y cirugías programadas.

Gracias al descenso en el número de pacientes hospitalizados, este lunes se ha procedido a la limpieza del paritorio y de las unidades 3A y 4A del Hospital, que acogen habitualmente la hospitalización pediátrica y obstétrica.

Tras su limpieza y desinfección se va a proceder al retorno del aparataje y mobiliario que se trasladó temporalmente a la clínica de La Antigua para que, a partir del miércoles, se lleve a cabo el regreso de estos servicios.

La decisión de llevar temporalmente estas unidades a esta clínica de la capital alcarreña fue "una decisión dura pero que se ha demostrado necesaria y eficaz porque, junto con el resto de medidas que se han adoptado en este tiempo, han permitido contener la expansión del virus y se ha pasado de una situación muy difícil a poder decir que se está volviendo a la normalidad", ha señalado el gerente del Área Integrada de Guadalajara, Antonio Sanz Villaverde.

De otro lado, y dentro de esa progresiva vuelta a la normalidad, ya ha comenzado a recuperarse en el Hospital la actividad quirúrgica programada.

Desde el lunes 20 de abril hasta el pasado jueves se han realizado un total de 46 intervenciones quirúrgicas y en primer lugar se han atendido las cirugías relacionadas con patología oncológica y no demorables.

Paulatinamente, se irán citando otras intervenciones pendientes de carácter programado, siempre en función de cómo evolucione la situación epidemiológica en relación al coronavirus y las indicaciones que puedan surgir en función de la misma.

Asimismo, el Gobierno regional ha explicado que la crisis sanitaria por la COVID-19 ha supuesto cambios en la atención y organización del Hospital de Guadalajara y algunos de estos cambios van a tener un carácter permanente.

Por un lado, se va a destinar una planta de hospitalización para la atención a pacientes con patología compatible con COVID-19 que se ingresarán, siempre que sea posible, en ambas alas de la novena planta del hospital.

Por otra parte, se van a mantener determinadas instalaciones y estructuras que se han montado para la atención durante la actual pandemia y en previsión de nuevas oleadas. 

En este sentido, se reforzará el servicio de Neumología, ya que se estima que las posibles secuelas derivadas de la COVID-19 van a implicar una mayor demanda asistencial para esta especialidad.

Comentarios