Los empleados de la central nuclear de Trillo denuncian incumplimientos laborales

CNAT responde a los sindicatos que el cambio de suministradoras de servicios se enmarca en los proceso habituales
Los empleados de la central nuclear de Trillo denuncian incumplimientos laborales
photo_camera Los empleados de la central nuclear de Trillo denuncian incumplimientos laborales

Más de 200 trabajadores de la central nuclear de Trillo --la práctica totalidad de las que se encontraban en turno de trabajo-- han expresado este viernes a la dirección de la central su "radical rechazo a las maniobras empresariales que están realizando estos últimos días alguna de las contratas que prestan servicio" en las instalaciones "y que han puesto en alerta tanto a las personas directamente afectadas como a las plantillas del resto de las contratas y a la de empresa principal, Centrales Nucleares de Almaraz y Trillo (CNAT)".

Sobre las 10.30 horas, según ha informado el sindicato CCOO en un comunicado, estas personas se han ido acercando desde sus respectivos puestos de trabajo hasta situarse frente a los despachos de la dirección de la central.

CCOO ha explicado que la alarma la ha encendido la empresa Siemsa, que ha tenido durante los últimos años la contrata de 'Instrumentación del Reactor' y que ahora va a ser sustituida por Tamoin. Los sindicatos CCOO y UGT tienen suscrito un acuerdo con CNAT para garantizar la subrogación de los trabajadores en caso de sucesión de contratas. Sin embargo, Siemsa está exigiendo a las 20 personas que realizan las tareas de instrumentación del reactor que firmen la baja voluntaria, como supuesta condición para seguir en sus puestos de trabajo incorporándose a Tamoin.

"Esto es un chantaje inaceptable. Siemsa y Tamoin tienen que respetar las normas legales y el acuerdo existente en CNAT sobre subrogación. Y CNAT no debe tolerar que lo incumplan, tiene que llamarlas al orden y hacérselo cumplir. nadie les puede exigir que renuncien a sus derechos para mantener sus puestos de trabajo", ha explicado el sindicato.

"El descontento y la preocupación que ha provocado esta actuación entre el personal que trabaja en la central es más que comprensible. Sería la primera vez que una contrata se va de Trillo dejando en la calle a sus trabajadores. Y la primera vez que una contrata entra en Trillo sin asumir los contratos y sin respetar las condiciones de las personas que prestan ese servicio, la mayoría de las cuales llevan muchos años prestándolo bajo diferentes contratas. No se puede tolerar".

CCOO ha señalado que "a la indignación de los trabajadores de Siemsa se añade el desasosiego y que esta maniobra patronal provoca en las plantillas del resto de las contratas, que pueden verse en las mismas llegado el caso. Y ha generado también inquietud, y solidaridad, en los trabajadores de la empresa principal", según fuentes del comité de empresa y de los sindicatos representativos en la central, CCOO y UGT.

Según han detallado, la propia dirección de Trillo está alimentando el malestar laboral en la central nuclear porque de un tiempo a esta parte está prodigando los llamamientos a su personal del Retén de Emergencias, sin comunicárselo en ningún caso a la Representación Legal de los Trabajadores.

"Sería muy grave y muy preocupante que hubiera tantas emergencias desconocidas que atender a todas horas en la central nuclear. Sin embargo, todo indica que la dirección de Trillo está utilizando a las personas del Retén para hacer horas extras, no para atender emergencias", han apuntado.

RESPUESTA DE CNAT

Por su parte, Centrales Nucleares Almaraz-Trillo (CNAT) ha señalado, tras las denuncias de los sindicatos CCOO y UGT, que "el cambio de empresas suministradoras de servicios se enmarca dentro de los procesos habituales de la industria" por lo que ha ratificado su compromiso de velar por la estabilidad en el empleo de todos los trabajadores de empresas colaboradoras en sus centros de trabajo "como ha venido haciendo hasta ahora".

CNAT añade además que el trabajo "se está desarrollando con normalidad en la Central de Trillo".

Comentarios