jueves 26/11/20

El CITAR apuesta por el desarrollo integral de los futuros toreros españoles

Este centro, ubicado en Fuentelencina (Guadalajara), cuenta con nueve alumnos durante el curso, aunque admite alguno más "a prueba" en verano, ha explicado
El CITAR apuesta por el desarrollo integral de los futuros toreros españoles - Fotografía de archivo: ABC
El CITAR apuesta por el desarrollo integral de los futuros toreros españoles - Fotografía de archivo: ABC

El Centro Internacional de Tauromaquia y Alto Rendimiento (CITAR), ubicado en Guadalajara, busca el desarrollo integral de los futuros matadores, porque "primero persona, después toreros".

Así lo ha explicado a EFE el director pedagógico de este centro, Pedro Alonso Marañón, que ha ofrecido una ponencia en Logroño sobre el toreo a capote y sobre este centro de formación, creado hace más de un lustro por la Fundación "El Juli" y la Escuela Superior de Tauromaquia.

Ha recalcado que en la actualidad, en la formación de los toreros "se incide en el desarrollo de forma integral, recogiendo todos los valores positivos” que afiancen a los futuros profesionales como personas.

Este centro, ubicado en Fuentelencina (Guadalajara), cuenta con nueve alumnos durante el curso, aunque admite alguno más "a prueba" en verano, ha explicado.

Entre sus estudiantes "hay un perfil variado" que va "desde becerristas hasta matadores de toros" con una amplia presencia de estudiantes internacionales, en especial de México y Colombia.

Las normas del centro se basan en cuidar la faceta educativa, algo “fundamental y básico para mantenerse en el CITAR", ha detallado Alonso, de ahí que los aspirantes a torero antes de todo “cumplan con las exigencias lectivas del ciclo de educación secundaria”.

El resto de la jornada concentra al toreo “como fundamento” y se trabaja la preparación física y los aspectos técnicos cuyo responsable es el matador de toros madrileño Luis Miguel Encabo.

Alonso ha matizado que la formación también comprende el trabajo en el campo bravo, centrado fundamentalmente en los fines de semana y no descuida otros principios como la “psicología, autosuficiencia, autonomía y el compromiso”, valores que hay que inculcar en unos jóvenes que vienen con la mente centrada en el toreo como “fundamento único”.

El régimen de los alumnos es de internado con el lógico “mantenimiento asistencial y ese aislamiento relativo necesario” aunque los alumnos intervienen también en festejos, como novilladas sin caballos, ha concluido Alonso.

Más información en vídeos 
Comentarios