martes 20/4/21

Cespa recurrirá si la Junta decide no autorizar el vertedero industrial en Guadalajara

Recalcan que el tipo de residuos a gestionar en el centro medioambiental serían residuos no peligrosos, cumpliéndose los requisitos exigibles en la normativa sectorial de aplicación

La empresa Cespa recurrirá si la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha decide no autorizar el proyecto de creación de un complejo medioambiental para el tratamiento de gestión de residuos industriales no peligrosos en Guadalajara.

En un comunicado difundido este viernes, la empresa promotora considera que, tras dos años de espera para tener luz verde a dicho proyecto, una Declaración de Impacto Ambiental desfavorable "sería un acto contrario a toda la información que ha ido recibiendo de la Junta a lo largo del proceso y sorprende la comunicación en la prensa antes de la finalización formal del propio proceso".

Y recuerda que el estudio de Impacto Ambiental se puso en marcha en marzo de 2018, con un proyecto de similares características al ya aprobado favorablemente en el año 2011.

En este sentido recalcan que el tipo de residuos a gestionar en el centro medioambiental serían residuos no peligrosos, cumpliéndose los requisitos exigibles en la normativa sectorial de aplicación.

"Se trata de un proyecto privado en suelo privado, valorado positivamente por los equipos del consistorio, independientemente del signo político por ser un modelo económico encaminado a lograr un desarrollo sostenible, habiéndose contestado a cada una de las alegaciones que se han realizado durante todo el proceso de exposición pública”, subraya Cespa.

El proyecto consiste en un moderno centro de reciclado para tratar 30.000 toneladas de residuos no peligrosos procedentes de industrias, tales como vidrio, hierro o madera, que iría acompañada de un depósito controlado para la eliminación de aquellas partes del residuo recibido que no admiten mayor valorización.

Este tipo de proyectos, siempre según la empresa, "sirve para satisfacer una necesidad social básica como es la correcta gestión de los residuos que se producen en la actividad industrial del territorio, y siempre dentro del cumplimiento del marco legal ambiental exigible”.

Además, aseguran que “este proyecto responde a una necesidad de la provincia, ya que no existe instalación alguna de similares características”, teniendo que tratar actualmente estos residuos a larga distancia con los inconvenientes económicos asociados para los productores y en materia de sostenibilidad y cambio climático para la provincia, debido a las correspondientes emisiones de CO2, además de no contribuir a fomentar el tejido empresarial en la provincia.

Según Cespa, en el estudio de Impacto Ambiental se ha recogido un plan exhaustivo con medidas para respetar y proteger la biodiversidad y avifauna de la zona, especialmente al águila imperial.

Por ello, las razones alegadas en las declaraciones aparecidas en prensa este jueves "sorprenden enormemente" a los promotores, más cuando consideran que han dado respuesta a cada uno de los requerimientos que la Junta ha hecho al proyecto durante todo el procedimiento.

Comentarios