jueves 27/1/22

CCOO denunció que el incendio forestal que este miércoles se declaró en el término municipal de Valdepeñas de la Sierra (Guadalajara) y que ya ha arrasado más de mil hectáreas "se ha ido de las manos" por la ausencia de dirección técnica proporcionada por agentes medioambientales en la primera hora.

En un comunicado, el sindicato manifestó que el fuego "se podría haber apagado rápidamente" de haber contado con este personal, que no llegó al lugar de los hechos hasta cerca de las 14.00 horas, cuando comienza su jornada laboral debido a la nueva normativa del Gobierno de Castilla-La Mancha.

De este modo, se establece que la potestad de dirección sea exclusivamente de la administración, pero -añadió CCOO- "no se ejerció", por lo que "se puede derivar de responsabilidades patrimoniales individuales a los causantes de esta situación".

"El fuego pudo controlarse y sofocarse a tiempo", afirmó el coordinador estatal de Agentes Medioambientales de la FSC-CCOO, Alejandro Rodríguez, quien indicó que cuando llego el primer miembro de este cuerpo para asumir la dirección, más de una hora después de detectarse el fuego, el incendio ya estaba descontrolado.

Además, añadió, que se habían tomado en estos primeros momentos "decisiones absurdas" por parte de personal no cualificado como no reclamar más medios, no dar instrucciones a los que llegaban o no activar el helicóptero de 'El Serranillo'.

A juicio de Rodríguez, la nueva normativa del Gobierno castellanomanchego, que el sindicato ha denunciado ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), es "un completo disparate" y "peligrosa para los ciudadanos" porque "los incendios están sin dirección técnica durante horas".

"Da la sensación de que la orden de incendios de Castilla-La Mancha la hubiesen dictado políticos que no tienen conocimientos sobre las materias para las que legislan, con la consecuencia posterior de que se quema el monte", denunciaron.

El incendio fue detectado por un vigilante de torreta a las 12.32 horas de este miércoles, el primer medio de extinción llegó a las 12.49 horas y, poco después, se incorporaron los primeros medios aéreos, pero, según CCOO, hasta las 13.48 no llegó el primer miembro del cuerpo de agentes medioambientales, que asumió la dirección de las tareas de extinción.

Comentarios