domingo 25/10/20

Hermandad de Donantes de Sangre hace un llamamiento a la población extranjera

El presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre en Guadalajara, Isidoro Marco, ha pedido una mayor solidaridad de la población de la provincia en las donaciones de sangre, y de manera especial ha hecho un llamamiento a la población extranjera para que hagan donantes, ya que tan sólo una mínima parte de los que residen en la provincia lo son.

Marco, ha indicado que, aunque desconoce las razones por las cuales la población que viene de fuera no suele hacerse donante, es importante que lo tengan en cuenta "ya que todos somos consumidores de sangre", incidiendo en que tanto unos como otros "la necesitamos sin nos operan, ante una cesárea o ante un tratamiento oncológico".

En todo caso, el presidente de la Hermandad de Donantes en Guadalajara ha reconocido que aunque ahora no hay necesidades en la provincia, "nunca sobra", admitiendo que en los últimos tiempos han detectado un descenso, que precisamente atribuye al incrementado de la demanda de peticiones, entre ellos de la población de viene de fuera "y que no tienen costumbre de donar".

"No hay prácticamente extranjeros que sean donantes", ha señalado Marco, convencido de que "mientras no se invente otra fórmula, la sangre que se trasfunde sale antes de un cuerpo humano; ha tenido que ser donada. Y donar sangre es donar vida", ha puntualizado.

La provincia de Guadalajara genera una media de 6.000 bolsas de sangre al año, de 450 centímetros cúbicos cada una. De ellas, unas 2.700 son intrahospitalarias, es decir, se recogen dentro del Hospital Universitario, y el resto en campañas realizadas en pueblos de la provincia.

En este sentido ha señalado que Guadalajara, al igual que Talavera de la Reina y Toledo pertenecen al Banco de Sangre de la capital regional, desde donde se programan las salidas a los distintos puntos, en este caso de Guadalajara, para la recogida de sangre.

Pese a que en la provincia alcarreña hay registrados en la actualidad cerca de 30.000 donantes desde que se puso en marcha la Hermandad de Donantes, según su presidente, el número real se sitúa entre 1.500 y 2.000.

"Algunos han fallecido, otros se han cansado, y hay también algunos que ya tienen más de 65 años y ya no pueden donar", ha precisado.

En cuanto al tipo de sangre que más se demanda, según el presidente de la Hermandad, de casi todos los grupos sanguíneos por igual, y la edad media donante se sitúa entre los 30 y 65 años.

Por último, desde la Hermandad su presidente ha querido resaltar la importancia de que en estos momentos de crisis, en los que el presupuesto de la Hermandad se ha reducido prácticamente a la mitad, pasando en dos años de 154.000 euros a los 81.000 euros, "se sigan manteniendo los objetivos".

Más información en vídeos 
Comentarios