lunes 19/4/21

El Hospital de Guadalajara activará una nueva consulta sobre la disfagia

El consejero de Sanidad, ha explicado que "la disfagia constituye un problema sanitario de gran trascendencia, tanto por su prevalencia como por la magnitud de sus complicaciones asociadas y el impacto en la calidad de vida"

Cardiología y Medicina Intensiva del Hospital Universitario de Guadalajara, nominadas entre las mejores de España
El Hospital de Guadalajara activará una nueva consulta sobre la disfagia

La Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales pondrá en marcha, en el primer trimestre de 2014, una nueva consulta de detección y tratamiento nutricional de la disfagia en el Área Integrada de Guadalajara.

El consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz, ha explicado que "la disfagia constituye un problema sanitario de gran trascendencia, tanto por su prevalencia como por la magnitud de sus complicaciones asociadas y el impacto en la calidad de vida de las personas que la padecen".

Por esta razón, ha declarado el titular de Sanidad y Asuntos Sociales "no hemos dudado en dar forma al proyecto que nos han propuesto los profesionales sanitarios del Hospital de Guadalajara para atender las necesidades de los pacientes de la provincia".

Los objetivos principales de este dispositivo se centran en la identificación de los pacientes en riesgo de presentar disfagia orofaríngea y valoración de la capacidad de masticación y deglución con el fin de adoptar medidas dietéticas adaptadas a la capacidad deglutoria de los pacientes, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Asimismo, identificará a los pacientes con disfagia en riesgo de desnutrición con el fin de establecer pautas para la realización de un protocolo de intervención nutricional y promover la actuación de un equipo multidisciplinar.

Tipos de pacientes que pueden sufrirla

Los pacientes más vulnerables son los que presentan alguna enfermedad neurodegenerativa como: demencias, ictus, Parkinson, lesiones postneurocirugía, traumatismos craneoencefálicos, esclerosis lateral amiotrófica, esclerosis múltiple o síndrome de Guillain-Barré. También son susceptibles de padecer esta patología las personas con enfermedades de la musculatura lisa o estriada implicada en la deglución con diversas distrofias musculares y miotónicas, Miastenia Gravis, polimiositis y esclerosis sistémica progresiva.

Igualmente los pacientes con patología oncológica que obstruya alguna de las fases deglutorias o tras las radioterapias o quimioterapias de cabeza y cuello son candidatos a padecer disfagia.

Los profesionales sanitarios estiman que la disfagia afecta al 13% de los adultos ingresados en hospitales, al 22% de las personas adultas que residen en sus domicilios y al 17% de los mayores de 87 años. Esta cifra alcanza al 40% de ancianos que viven en instituciones y entre el 30 y 80% de las personas que presentan enfermedades neurodegenerativas. En el caso de los oncológicos que han recibido tratamiento orofaríngeos, laríngeos o del área maxilofacial afecta al 80%.

Las consecuencias de no detectar bien la disfagia y tratarla adecuadamente derivan en deshidratación, desnutrición, aspiraciones y neumonías por aspiración. Un médico especialista en Endocrinología y Nutrición y una enfermera de Geriatría atenderán, en el Hospital Universitario de Guadalajara, a los pacientes que puedan padecer esta patología, en directa colaboración con el resto de especialistas que traten al paciente.

Comentarios