Así fue el triple crimen de Chiloeches: a machetazos y con saña para robar joyas

Los tres detenidos han pasado este martes a disposición judicial y tras prestar declaración la jueza a decretado prisión provisional para los dos varones y libertad provisional con medidas para la mujer
Uno de los detenidos por el triple crimen de Chiloeches (Guadalajara) sale de la Comandancia de la Guardia Civil para pasar a disposición judicial - EP/Rafa Martín
photo_camera Uno de los detenidos por el triple crimen de Chiloeches (Guadalajara) sale de la Comandancia de la Guardia Civil para pasar a disposición judicial - EP/Rafa Martín

A machetazos y con saña. El matrimonio y su hija asesinados en Chiloeches (Guadalajara), durante un violento robo la madrugada del sábado presentaban decenas de cortes por todo el cuerpo. Fernando P.S., sobrino del exnovio de Laura, la hija de la familia, entró la madrugada del domingo al chalé del número 28 de la calle Fuente Valdoma, en la urbanización Medina Azahara, armado con dos enormes armas blancas, que no dudó en utilizar cuando los moradores le sorprendieron en pleno robo.

Según fuentes de la investigación este individuo, de 23 años, tiene antecedentes por robo con fuerza, estafa, delitos de conducción sin carné, delito contra la intimidad y también por desobediencia y resistencia. Este tipo, nieto de un exalcalde de la cercana localidad de Pioz, es el único de los tres detenidos que entró a la vivienda. Los otros dos arrestados -explican estas fuentes- tuvieron papeles secundarios en el triple homicidio, David, de 25 años, llevó con el coche de su madre (un Peugeot negro) al asesino y ladrón hasta la urbanización, pero no llegó a entrar en la vivienda. Este tipo, arrestado como cómplice, habría huido de la escena del crimen cuando se percató de que la familia Villar Fernández (Ángel y Elvira, de 52 años, y Laura, de 22) estaba despierta.

La tercera detenida es una mujer de 34 años, de nacionalidad venezolana, novia del asesino y que está arrestada en calidad de encubridora, ya que Fernando P.S. huyó con ella a un hostal de la cercana localidad madrileña de Daganzo, donde ambos fueron arrestados el domingo por la Guardia Civil.

A los agentes no les fue demasiado difícil seguir el rastro del asesino. Una cámara de seguridad de la gasolinera del pueblo de El Pozo de Guadalajara, muy cercana a la urbanización, captó el coche de la familia David huyendo a toda prisa del lugar de los hechos. El cómplice, arrestado solo horas después del triple asesinato, no dudó en delatar al triple homicida y revelar que se encontraba en Daganzo. Allí, en la habitación del hostal que la mujer venezolana había alquilado el día anterior con su documentación, los agentes del instituto armado encontraron varias de las joyas y otros efectos recién sustraídos del chalé de Chiloeches. Entre esos enseres recuperados había varios relojes de gran valor, que podrían haber sido el objetivo principal del robo. Fuentes próximas a la investigación han indicado también a EFE que, entre esas joyas, se encuentra una pulsera tipo esclava propiedad, sin ningún género de duda, de la mujer de 52 años que, junto a su marido y su hija de 22 años, fueron asesinados

La principal hipótesis de los investigadores es que el triple asesinato fue el resultado de un robo fallido y que el Fernando P.S. decidió asesinar a los moradores después de que estos (probablemente Laura) le reconocieran al ser familiar de su exnovio. Sin embargo, todavía para los investigadores hay algunos cabos sueltos como por qué el asaltante llevó al robo dos machetes de grandes dimensiones y por qué el ensañamiento con las víctimas. Aunque los agentes apuntan a que en principio Fernando P.S. fue el único asaltante, no descartan que alguien más, no detenido todavía, entrara también en la casa. Los agentes se han mostrado sorprendidos por el hecho de que el elevadísimo número de heridas de las víctimas hayan sido obra de una sola persona.

A las tres de la madrugada

La investigación, que ya ha certificado que el asalto tuvo lugar sobre las 3.00 de la mañana (solo 5 minutos después la madre de la familia llamó al 112 alertando de que había escuchado ruidos), también se centra ahora en determinar si el novio de Laura, que tiene una orden de alejamiento para la joven por violencia machista y que ya contaba con antecedentes por robo con fuerza, tiene algún tipo de vinculación con los hechos. No obstante, la Guardia Civil cree que la expareja de la víctima puedo revelar a sus conocidos de forma involuntaria detalles de la seguridad de la vivienda (como que la familia dejaba una puerta abierta para facilitar la entrada cuando los hijos salían de fiesta) o que el cabeza de familia tenía una importante colección de relojes.

Los especialistas también se afanan ahora en reconstruir los momentos previos a que Fernando P.S. (solo o con otra persona más) matara a los tres moradores y prendiera luego fuego a la casa para intentar borrar su rastro. El asesino, con toda probabilidad, forcejeó con el padre de la familia, experto en artes marciales, ya que el asaltante presentaba varias heridas en las manos y brazos.

El matrimonio fue acuchillado en el dormitorio principal, situado en la planta alta del chalé. A Laura, en las escaleras. Los cuerpos fueron encontrados en bastante buen estado a pesar del fuego, ya que el hermano menor de la familia, Yerai, de 21 años, llegó a las 3.30 del domingo de fiesta, vio las llamas y enseguida dio la voz de alarma a la seguridad de la urbanización y los bomberos, que poco más de una hora después sofocaron las llamas.

Prisión para dos de los tres detenidos

Los tres detenidos por su presunta implicación en estos hechos han pasado este martes a disposición del Juzgado de Instrucción Número 4 de Guadalajara, que estaba en funciones de guardia el sábado y que ha decretado el secreto del sumario, según han dicho a Efe fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM).

Tras prestar declaración, la titular del Juzgado de Instrucción Número 4 ha dictado prisión provisional para dos de los tres detenidos en relación al crimen.

Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia consultadas por Europa Press, los detenidos son F.P.S. y D.M.A., los dos hombres con presunta participación en el crimen; mientras que la tercera, W.B.G.M., ha sido puesta en libertad con obligación de comparecencia ante el juzgado cada quince días, retirada del pasaporte y prohibición de salir del país.

Los tres investigados están imputados de manera provisional como presuntos autores de tres delitos de asesinato, delito de robo con violencia en casa habitada y delito de incendio. Imputaciones que son provisionales y que, en todo caso, se concretarán a lo largo de la investigación judicial.

La jueza instructora mantiene el procedimiento judicial abierto bajo secreto de sumario, que afecta a la totalidad de las diligencias de investigación que se están practicando.

Comentarios