Aplazan la declaración del guardia civil que mató a un atracador en octubre

Según el informe de la autopsia, el fallecido, G.L.R., de 25 años de edad, murió el pasado día 23 de octubre de 2013 en Cabanillas a consecuencia de "un shock hipovolémico" como consecuencia de "lesiones por arma de fuego"

Agentes de la Guardia Civil en las tareas de búsqueda del cadáver de la mujer
photo_camera Imagen de archivo de agentes de la Guardia Civil

El Juzgado de Instrucción número 2 de Guadalajara ha aplazado a enero la declaración como imputado del guardia civil que disparó y causó la muerte a uno de los supuestos atracadores de una empresa de Cabanillas del Campo (Guadalajara), el pasado 23 de octubre.

Según la resolución, la declaración prevista para este miércoles ha sido suspendida a instancia de los letrados de la acusación particular y de la defensa, que alegaron coincidencia con otros juicios, por lo que ha sido señalada de nuevo para el próximo 10 de enero de 2014.

Los hechos investigados por el juzgado tuvieron lugar el pasado 23 de octubre, cuando la Guardia Civil recibió el aviso de que se había producido un intento de robo en una nave de palés, en el polígono industrial de Cabanillas del Campo, y que los tres supuestos atracadores se habían dado a la fuga tras un tiroteo.

Minutos después, uno de los supuestos atracadores fue detenido, otro se dio a la fuga y el tercero murió a consecuencia de un disparo, según el informe de autopsia, si bien en un primer momento se informó de que esta persona había fallecido tras caer por un barranco mientras huía de los agentes.

Según dicho informe, el fallecido, G.L.R., de 25 años de edad, murió el día 23 de octubre de 2013 a consecuencia de "un shock hipovolémico" (pérdida masiva de sangre) como consecuencia de "lesiones por arma de fuego".

Asimismo, en el acta de inspección ocular y levantamiento del cadáver, realizada por el juez de guardia, la secretaria judicial, el fiscal y el forense en el lugar de los hechos, consta que "por debajo del omoplato izquierdo hay una herida de bala poco sangrante".

El agente responsable del disparo se identificó en ese mismo acto al titular del juzgado, por lo que se abrieron diligencias contra él como supuesto autor de un delito de "homicidio imprudente" y fue citado como imputado para el 11 de diciembre, fecha que ahora ha sido cambiada por la del 10 de enero.

Según el auto de incoación de diligencias previas y de imputación formal del guardia civil, el juez quiere "esclarecer si la actuación de tal agente, dada la naturaleza y situación del disparo recibido por la víctima, la distancia a la que pudo efectuarse tal detonación y las demás circunstancias concurrentes, pudiera ser constitutiva de una infracción de naturaleza penal".

Además del imputado, para el día 10 de enero también están citados a declarar la madre del fallecido, como acusación particular y perjudicada, y un compañero del agente que efectuó el disparo, pero en este caso como testigo de los hechos.

El supuesto atracador detenido en el lugar de los hechos fue ingresado en prisión por orden del juzgado encargado de la investigación, mientras que el tercero de ellos, el que se dio a la fuga, se personó voluntariamente ante la policía días después de ocurridos los hechos y fue puesto en libertad por el mismo juez.

Comentarios