El campo de Guadalajara comienza a recuperarse gracias a las lluvias de estos días

Las últimas lluvias han comenzado a dar "cierta humedad" a la planta y van a favorecer que los abonos se disuelvan y las plantaciones comiencen "a tirar". De esta forma, Laso espera que el agua que caiga estos días siga "arreglando" el campo porque "estábamos asustados"
agricultura, cosechadora, cereal, trigo, cosecha, agricultor, maquinaria agrícola, PAC
photo_camera El campo de Guadalajara comienza a recuperarse gracias a las lluvias de estos días

Las lluvias que han comenzado a caer en los campos de Guadalajara vuelven a llenar de cierta esperanza al sector agrario de cara a la recolección porque, aunque de momento ha sido "poco, es lo suficiente para seguir teniendo confianza de cara a una buena cosecha".

Así lo ha puesto de manifiesto a Europa Press el presidente de la Asociación de Agricultores y Ganaderos en provincia (APAG), Juan José Laso, quien considera que, aunque por el momento las lluvias han sido escasas, lo que ha caído "ha hecho mucho" después de varios meses sin agua.

Las últimas lluvias han comenzado a dar "cierta humedad" a la planta y van a favorecer que los abonos se disuelvan y las plantaciones comiencen "a tirar". De esta forma, Laso espera que el agua que caiga estos días siga "arreglando" el campo porque "estábamos asustados".

Una preocupación que ya venía precedida de la campaña de siembra más cara de los últimos tiempos teniendo en cuenta que, tal y como explica el presidente de APAG, "se ha multiplicado por dos el precio del gasóleo, los abonos, las simientes y los fitosanitarios", unos gastos que "han afectado tremendamente al agricultor y aún más al ganadero", ha apuntado.

Laso ha recordado la importancia del sector agrario y de que se reconozca como tal tras insistir en que si bien hoy en día en la provincia el número de hectáreas cultivables no se ha reducido, aunque estén en menos manos, donde se están notando fundamentalmente las bajas es en la ganadería. "El trabajo del ganadero es muy esclavo", ha incidido.

Otro dato revelador ofrecido desde APAG es la reducción casi a la mitad de las tramitaciones de la Política Agraria Comunitaria (PAC).

Así las cosas, si bien en 1993 se hacían más de 7.000 PAC en la provincia, ahora la cifra se ha reducido a 3.800, lo que a su juicio se traduce en una disminución de la rentabilidad por hectárea y "va a llegar un momento en el que habrá más funcionarios en la Delegación de Agricultura y que agricultores en la provincia. Hay que pelear por nuestra existencia", ha concluido.

Comentarios