jueves 09.07.2020

La acusación rebaja de asesinato a homicidio el ocurrido en Azuqueca en 2016

La acusación particular ha rebajado su petición de asesinato (con penas de 25 años de cárcel) para los cinco acusados, a homicidio para tres (los dos autores, P.G y S.S, y uno de los cómplices, A.S) mientras que considera a los otros dos al resto los considera cómplices del homicidio

La Audiencia Provincial de Guadalajara juzga a cinco personas, dos de ellas como autores y tres como cómplices, por el homicidio de un hombre de 39 años al propinarle una paliza - EFE/ Pepe Zamora
La Audiencia Provincial de Guadalajara juzga a cinco personas, dos de ellas como autores y tres como cómplices, por el homicidio de un hombre de 39 años al propinarle una paliza - EFE/ Pepe Zamora

La acusación particular del hombre de 39 años que murió en Azuqueca de Henares (Guadalajara) en febrero de 2016 tras una pelea ha rebajado de asesinato a homicidio la calificación de los hechos, igual que el fiscal, mientras la defensa considera homicidio imprudente.

Las defensas de los otros cuatro acusados -otro autor y tres cómplices- han pedido la libre absolución durante la lectura de los informes finales, que ha tenido lugar este lunes en la Audiencia Provincial de Guadalajara.

La acusación particular ha rebajado su petición de asesinato (con penas de 25 años de cárcel) para los cinco acusados, a homicidio para tres (los dos autores, P.G y S.S, y uno de los cómplices, A.S) mientras que considera a los otros dos al resto los considera cómplices del homicidio.

El fiscal mantiene la calificación de los hechos como homicidio y solicita 14 años de prisión para P.G y S.S., y 8 años de cárcel para los otros tres procesados, a los que considera cómplices.

El ministerio público considera probado que se produjo una discusión en el pub Copacabana en la noche del 14 de febrero de 2016 y que sobre las 7 de la mañana se enfrentaron en la calle y P.G le propinó un puñetazo en la cara y otro en la mandíbula que hizo que cayera a plomo hacia atrás en el suelo y según el informe de los forenses eso provocó las lesiones que le causaron una "hemorragia letal".

El fiscal y la acusación coinciden en que no es homicidio imprudente porque el acusado, boxeador y con especiales facultades para el golpeo, dio el puñetazo siendo consciente de que su acción conllevaba unos riesgos y podía causar la muerte.

En cuanto a S.S., el fiscal señala que conocía las "especiales facultades" de PG y los riesgos, pese a lo cual ninguno de ellos ni sus cómplices auxiliaron al fallecido y, además, hicieron luego un pacto de silencio.

El Ministerio Fiscal y la acusación también estiman que hubo abuso de superioridad puesto que era un grupo de personas, entre cinco y diez, que se enfrentaron a la víctima, que estaba solo, por lo que "hubo un desequilibrio de fuerzas de parte de los agresores al agredido".

Por su parte, la acusación considera que los acusados de homicidio propinaron patadas, puñetazos e incluso golpes en la cabeza a la víctima ya en el suelo.

Está previsto que este martes 2 de abril se entregue el objeto del veredicto al jurado popular, compuesto por once hombres y mujeres, para que comiencen la deliberación y emitan un veredicto.

Más información en vídeos 
Comentarios