domingo 29.03.2020

El 75% de los encuestados en Guadalajara se declara católicos practicantes

Mujer, caridad y nuevas realidades familiares, lo que más preocupa a los guadalajareños, según encuesta de la Diócesis
El 75% de los encuestados en Guadalajara se declara católicos practicantes
El 75% de los encuestados en Guadalajara se declara católicos practicantes

Las nuevas realidades familiares, la caridad y el papel de la mujer en la Iglesia católica y la sociedad son las cuestiones que según la encuesta sinodal realizada por la Diócesis Sigüenza-Guadalajara a más de 5.500 guadalajareños, realizada para orientar cómo debe transmitirse la fe en los próximos años, más preocupan a la sociedad de Guadalajara en general.

La encuesta ha sido presentada este martes por el obispo de la diócesis, Atilano Rodríguez, acompañado de la socióloga Concha Carrasco y del secretario general del Sínodo, Ángel Luis Toledado, en un acto en el que ha resaltado la alta participación de una encuesta que ha culminado la primera etapa del Sínodo diocesano.

Según Rodríguez, esta es una encuesta que arroja unos resultados muy interesantes tanto de católicos practicantes como no practicantes y no creyentes por la "sensibilidad de los distintos grupos sociales".

Solo se ha analizado una pregunta abierta que es la referida a qué temas consideraba la sociedad de Guadalajara que se deben tratar en los grupos sinodales y el resultado se ha reducido a 21 categorías que van desde el alejamiento de los fieles de la Iglesia, pasando por la necesidad de que la Iglesia se modernice y adaptarse a por qué los jóvenes son uno de los colectivos que más se alejan.

Otras preocupaciones de la sociedad son la falta de vocaciones, la espiritualidad, y hasta el ecologismo, temas muy variados que se dan tanto entre católicos como no católicos, aunque desde la diócesis han reconocido que, evidentemente, cambian las prioridades, pero esto les ha llamado especialmente la atención.

Así, entre los católicos no practicantes las prioridades van referidas al alejamiento de la gente de la Iglesia y la necesidad de que esta se adapte a los tiempos modernos, las acciones sociales y el acercamiento de los jóvenes a la Iglesia, que sigue perdiendo fieles, así como la situación de la mujer, y lo mismo entre agnósticos y ateos.

Según Rodríguez, esta encuesta va a marcar los asuntos en los que habrá que trabajar en la segunda fase del Sínodo que se inicia ahora con la constitución de los grupos sinodales. De hecho, este sábado habrá una primera toma de contacto en el Colegio Diocesano con el fin de tratar el mayor número de temas que proponen los encuestados.

Por su parte, la socióloga ha resaltado la alta participación en un cuestionario "que no era fácil ni corto", ya que se formulaban 169 preguntas en el que lo más importante es que se ha escuchado a todas las personas de la provincia que haya querido dar su opinión.

Una muestra representativa en la que de los 5.500 participantes de los que el 65% son católicos practicantes, el 17% católicos no practicantes; agnósticos y ateos casi un 6% y de otras religiones casi un 2%, y en la que hay una representación mínima del tramo entre los 19 y los 40 años mientras que priman los jóvenes y los mayores de entre 60 y 70 años.

Un 65% han sido mujeres y un 35% varones, unos datos que para Carrasco son significativos si el objetivo es saber quiénes están más interesados en dar su opinión en relación con la Iglesia Católica, y en este caso queda claro que es la población femenina.

Por lo respecta a la procedencia, más del 50% son de municipios de municipios grandes y la mayor parte tienen Estudios Universitarios (39%).

PIDE A LOS FIELES "QUE SE COMPROMETAN" A TRABAJAR CONJUNTAMENTE

De otro lado, el secretario general del Sínodo ha pedido ahora a los fieles que se comprometan durante meses a trabajar conjuntamente las cuestiones planteadas en la encuesta, y con ese fin se van a crear grupos que a su juicio deben ser una ocasión para que los participantes se conciencien en la tarea de extender la fe.

Hasta la fecha hay 170 grupos constituidos, la mitad de ellos corresponden a la ciudad de Guadalajara y el resto están repartidos entre las parroquias y arciprestazgos de toda la diócesis (Azuqueca, Cifuentes, Hita, Molina de Aragón, Pastrana y Sigüenza).

Para iniciar estos grupos han editado un cuaderno introductorio para que los participantes tomen conciencia de lo que van a hacer en el futuro y conozcan más y mejor la Diócesis, qué es un Sínodo diocesano y, sobre todo, cómo evangelizar.

Aunque habrá que esperar al menos un año para la conclusión del Sínodo pero, al finalizar, se convocará una gran asamblea que representará a toda la diócesis y que será la que vote las propuestas que se aprueben; el objetivo final es impulsar la acción evangelizadora de la diócesis tras este tiempo de reflexión y diálogo.

Más información en vídeos 
Comentarios