Iñigo Onieva destrozado se plantea poner tierra por medio: su madre rompe a llorar

Según su círculo cercano, la sobreexposición informativa de los últimos días ha sido insoportable. Su madre stá tan desbordada que ha roto a llorar en público
Tamara Falcó rompe y no volverá con Íñigo Onieva: "Está hecha polvo, destrozada"
photo_camera Iñigo Onieva destrozado se plantea poner tierra por medio: su madre rompe a llorar

Según informa Paloma Barrientos en VANITATIS, la situación de Iñigo Onieva se complica cada día y su agobio es permanente. Su familia y amigos íntimos están preocupados por la repercusión mediática que ha tenido la visibilidad del vídeo en el festival Burning Man. Unas imágenes donde aparece en una situación, cuando menos, comprometida cuando ya tenía fecha de boda.

Una vez que Tamara dio por cancelado el compromiso y se marchó de la casa que hasta ese momento habían compartido, su mundo cambió de color. No imaginaba que no hubiera vuelta atrás a pesar de que su novia había dejado el anillo de catorce mil euros en la mesilla de noche. Ni ese detalle, ni que le dejara de seguir en Instagram fueron claves suficientes para que se percatara del fin de una relación de dos años y medio. Un noviazgo de dos personas muy diferentes en sus conceptos de vida, pero que encajaban, como explicaba la propia Tamara en su documental ‘La marquesa’.

Aseguran a VANITATIS que no era consciente de lo que se le venía encima tras la mentira pública. Pensaba que con pedir perdón a través del mensaje en sus redes sociales estaría más o menos controlado. Y no solo no lo ha solucionado, sino que la historia de su infidelidad se ha convertido en la noticia del otoño. Incluso la prensa extranjera se ha hecho eco del asunto. La decisión que ha tomado Onieva, aconsejado por su familia, es poner tierra por medio. Y es lo que tiene previsto en cuanto se encuentre con algo más de ánimo.

Por el momento, Marbella, donde se encuentra la casa familiar, no entra entre las posibilidades del retiro emocional. Apuntan que quien ya no será el yerno de Isabel Preysler podría barajar instalarse en una finca próxima a Madrid, donde estaría acompañado por amigos de confianza. En estos momentos solo se fía de su familia directa y del pequeño grupo que sabe que no le va a traicionar. Otra de las cuestiones a las que ha tenido que enfrentarse ha sido la deslealtad de ciertos conocidos a los que consideraba amigos. Se han dedicado a filtrar posibles 'amistades entrañables' desde que comenzó su noviazgo y que en realidad no han sido veraces.

El círculo familiar también se encuentra en una situación difícil. Consideran que no es justo el “machaque que le están dedicando a Íñigo. Ha metido la pata, pero tampoco ha asesinado a nadie. Ahora va a resultar que ha estado con tres mil mujeres, como Julio Iglesias. Seguramente habrá alguna que se apunte al minuto de gloria. Y Tamara ya ha dicho que lo ha perdonado”.

SU MADRE ROMPE A LLORAR

Además, según recoge SEMANA, Carolina Molas está desbordada. Si bien su hijo está desaparecido y pocos saben de su paradero, es ella quien suele dar la cara frente a las cámaras. La madre de Íñigo Onieva es quien ha empatizado con Tamara Falcó tras descubrirse la infidelidad, la que entiende que la marquesa tiene que estar sufriendo una barbaridad, según sus propias palabras. Este mismo jueves se percataba de que ella no quiere saber nada ni de Íñigo ni tampoco de su familia, algo que a buen seguro habrá dolido a Carolina, dado el cariño que le tiene. Sin poder reprimir las lágrimas después de salir de de una reunión de su club, Carolina no da declaraciones a los periodistas, pero sí se seca las lágrimas ante ellos.

No es un llanto desconsolado, pero sí se puede ver perfectamente cómo la madre de Íñigo lleva sus manos a sus mejillas para secarse las lágrimas. Está emocionada y, aunque Carolina Molas intenta no llorar delante de los presentes, se transmite su sentimiento en los segundos que dura el vídeo. Desde hace una semana es ella quien tiene que dar explicaciones sobre cómo están llevando este triste desenlace para Tamara Falcó e Íñigo Onieva. En los primeros días fue ella quien aseguró que tanto su hijo como la que iba a ser su nuera estaban destrozados, aunque cada uno con un dolor diferente. También quien siempre ha dejado claro que tenían mucho cariño a la hija de Isabel Preysler, sin embargo, su relación está rota y, según ha comentado Tamara, nada podrá arreglarlo.

Comentarios