Laura Escanes tira de la manta y destapa la verdad de su divorcio de Risto Mejide

La influencer asegura que arrastra "la culpa" de no dar a su hija "una familia feliz"
A la luz el millonario negocio que mantiene unido a Risto y su ex Laura Escanes
photo_camera Laura Escanes tira de la manta y destapa la verdad de su divorcio de Risto Mejide

Según recoge InformaliaLaura Escanes (28) y Risto Mejide (49) anunciaron su ruptura en septiembre de 2022 después de siete años juntos y una hija en común, Roma (4). En sus redes sociales, el publicista y la influencer manifestaron el cariño que se tenían pese a haber decidido tomar caminos distintos, y evitaron profundizar en los detalles de su divorcio. Sin embargo, pasado el tiempo, la presentadora ha roto con su hermetismo, y una muestra de ello son sus declaraciones en Fuego Amigo.

La catalana, que recuperó la ilusión en el amor con Álvaro de Luna pero la historia no cuajó, habló en el espacio radiofónico de cómo se sintió tras romper con su exmarido, ya que nunca quiso dar a su hija una familia con padres separados. La propia Laura vive con ello desde que era una niña, y nunca quiso lo mismo para Roma. "Yo soy hija de padres separados, y como he vivido eso, pensaba: 'mi hija no va a vivir eso, que yo sé lo que se tiene que hacer para no vivir así. Y es mentira'", explicó en el programa.

Escanes vivió como una decepción personal su divorcio con Risto. "Yo lo viví como un fracaso porque soy muy romántica, creo en el amor para toda la vida, las familias con hijos para toda la vida, que no se separan, que son felices... Y más viniendo de mis padres, que se habían separado. No quería que mi hija viviera eso", contó al presentador, Darío Eme Hache.

La modelo dijo ser consciente de que "la vida es muy larga", pero esto no calma una de sus mayores preocupaciones. Quería darle a su hija "una vida feliz", pero las cosas no salieron como esperaba. "Sentía que yo no le estaba dando eso, y que había fallado como madre. No me he quitado la culpa", señaló.

La presentadora de TV3 añadió que tiene "una relación tóxica" con las redes sociales, porque en ellas ve "familias felices" que cumplen con el ideal que ella tenía en la cabeza. Sin embargo, esta trabajando en dejar que estas imágenes le duelan. Además, con el tiempo ha aprendido que su hija terminará sufriendo por unos motivos u otros. "Puedes evitar algunas cosas, pero no puedes evitar que tu hija sufra. Tu hija va a sufrir, por unas cosas o por otras, pero va a sufrir".

Comentarios