domingo 11/4/21

¡Casa Real salta por los aires! El rey no se habla con sus hermanas y la reina las detesta

La vacunación ha sido la gota que ha colmado el vaso
¡Casa Real salta por los aires! El rey no se habla con sus hermanas y la reina las detesta, reina Letizia, rey Felipe VI, infantas Elena y Cristina, rey Juan Carlos I, Iñaki Urdangarin
¡Casa Real salta por los aires! El rey no se habla con sus hermanas y la reina las detesta

Según recoge Informalia, la relación entre el rey Felipe VI y sus hermanas, las infantas Cristina y Elena, está totalmente rota. Ya lo estaba antes de su polémica vacunación en Abu Dabi, pero ahora la situación parece irreconducible. La reina Letizia tampoco siente especial simpatía por ellas, sobre todo por doña Cristina, a quien tiene entre ceja y ceja desde que estallara el caso Noós.

De hecho, la investigación y posterior imputación de la infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin, ya provocó que el Monarca cortara relaciones con ellos a nivel público. En junio de 2015 incluso les retiró el Ducado de Palma, marcando distancias y colocando un muro casi insalvable entre ellos.

En lo que respecta al ámbito privado, los tres hermanos trataban de mantener una relación cordial por el bien de sus padres. Pero el exilio del Emérito lo cambió todo: "Hasta la marcha de Don Juan Carlos, la relación no era tensa pero sí distante", cuenta una fuente cercana a la familia a El Mundo. Anteriormente no coincidían en público, pero "al menos hasta 2017 cenaban juntos en Nochebuena", alega la misma persona.

Desde la marcha de don Juan Carlos, la relación entre los hermanos es casi inexistente. Felipe VI está centrado en su mujer y en sus dos hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. No obstante, pese a todo, sí está pendiente de sus seis sobrinos. A los dos hijos de la infanta Elena y Jaime de Marichalar, Froilán y Victoria Federica, incluso "les ha regañado y se ha preocupado por la elección de sus novias", cuenta el informante.

También mantiene contacto con los cuatro hijos de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin. Con ellos salió a navegar en el verano de 2017 por las aguas de Palma de Mallorca, dándoles así apoyo de forma pública.

La gran víctima colateral de todo este asunto es la reina Sofía, que siempre ha abogado por la paz familiar y ha tratado de reconducir la situación cuando había problemas. Ella también tiene en su mente a su esposo. De hecho, es partidaria de su regreso a España, al igual que sus dos hijas. El discurso del Rey, por su parte, es cristalino: Juan Carlos decidió jubilarse y ahora es él el responsable de las decisiones que tome.

Comentarios