sábado 14.12.2019

No va a ser fácil: Albert Rivera, Malú, y el pasado que todavía se interpone en su nueva vida

Albert Rivera ha decidido dejar atrás el pasado y comenzar una nueva etapa junto a Malú, pero hay una parte de su pasado de la que no puede desprenderse fácilmente
No va a ser fácil: Albert Rivera, Malú, y el pasado que todavía se interpone en su nueva vida
No va a ser fácil: Albert Rivera, Malú, y el pasado que todavía se interpone en su nueva vida

Según informa LOOKAlbert Rivera ha dimitido, ha puesto tierra de por medio de la mano de Malú y ha empezado a vivir el principio de una nueva vida. Lejos de la política, de la primera línea mediática y de las constantes polémicas. Por ahora se desconoce cual será su plan de futuro a largo plazo, pero de manera inmediata se sabe que se ha alejado de Madrid, concretamente por la A-5 en dirección Extremadura.

Pero, aunque quiera, Albert no puede dejarlo todo atrás. Y es que todavía tiene en común con su ex mucho más que su hija. Mariona Saperas fue su primer gran amor, fruto de aquella relación de 20 años nació su de momento única hija, en 2013 decidieron tomar caminos separados, pero no lo separaron todo, hoy en día aún hay una larga lista de propiedades que unen a los que una vez se registraron como pareja de hecho.

Albert y Mariona se conocieron en la infancia, ambos son de Granollers y allí es donde ella continúa con su vida. También es allí donde están afincadas las propiedades que durante su largo noviazgo atesoraron y las únicas que tal como ha podido comprobar LOOK posee Albert Rivera.

Se trata de dos pisos, un primero y un segundo en el mismo bloque de la misma calle, una plaza de garaje y un local con su correspondiente plaza de aparcamiento y garaje. Todos los bienes son de ambos con carácter privativos y de pleno dominio de una mitad indivisa por título de compraventa. Esto quiere decir que ninguno de ellos puede comprar las propiedades al otro, tan solo pueden venderlas de manera conjunta a una tercera persona o dejarla en herencia, en este caso a su única hija, lo que parece ser su intención al conservarla seis años después de separarse.

No decidieron desprenderse de lo que habían adquirido juntos cuando él comenzó su historia con Beatriz Tajuelo y nada indica que vayan a hacerlo ahora que comparte su vida con Malú. Sin embargo, si pueden cambiar las cosas en caso de que sea cierto que la cantante está embarazada, pues en ese caso Rivera tendría dos hijos y quizá viera las cosas de una forma diferente.

Sea como fuere lo cierto es que a pesar de lo material la relación con Mariona es totalmente parte del pasado. Ahora Albert Rivera comienza una nueva era, lo hace al lado de Malú y tras dejar la política tiene un mundo nuevo de posibilidades por delante, podría volver a su antiguo trabajo en Caixa Bank o comenzar alguna nueva andadura. Lo que es seguro es que va a dedicarse a enriquecer la parte de su vida más personal, a disfrutar de sus padres, de su hija y de su pareja tal como quiso aclarar en su discurso de dimisión como presidente de Ciudadanos. Deseos que también llevará a cabo ahora que cumple 40 años. 

Más información en vídeos 
Comentarios