sábado 24.08.2019

Urdangarin: las visitas de la infanta Cristina empiezan a escasear y se refugia en la religión

Devastados. Así están la infanta y su marido desde que han sabido que el último recurso de su abogado ante el Tribunal Constitucional no ha sido admitido

Urdangarin: las visitas de la infanta Cristina empiezan a escasear y se refugia en la religión
Urdangarin: las visitas de la infanta Cristina empiezan a escasear y se refugia en la religión

Un artículo de Pilar Eyre publicado en la revista Lecturas

Devastados. Así están la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin desde que han sabido que el último recurso de su abogado ante el Tribunal Constitucional no ha sido admitido. ¡En tan solo un par de líneas, los magistrados lo han rechazado! Además, todos los intentos –legales– para que Instituciones Penitenciarias aplique alguna medida de gracia chocan con el propósito de Zarzuela: que nadie pueda decir que el cuñado del Rey goza de trato privilegiado, por lo que es seguro que hasta diciembre no disfrutará de ningún permiso. Un castigo doblemente doloroso para Iñaki, ya que considera que no ha cometido ningún delito y está pagando injustamente. Su único refugio es la religión, ya que las visitas de su mujer empiezan a escasear, como acaba de contar Consuelo Font en El Mundo.

Cristina no está mejor que su marido. Un alto cargo de prisiones me aclara que “nadie habla del sufrimiento de las esposas de los presos por delitos económicos, la situación de la infanta todavía es más dura que la de Urdangarin”. Le pido que me lo aclare: “Hombre, pasar de palacios, reverencias y premios de vela a una prisión, a un vis a vis carcelario de un par de horas en una habitación tipo hostal humilde, dos camas, mesita de noche y baño con váter, bidé y ducha, con la líbido por los suelos, y sin nada qué decirse –porque la falta de contacto enfría los amores más profundos y los matrimonios más sólidos– es muy difícil de soportar”.

Más información en vídeos 
Comentarios