La desgarradora última petición que hizo Álex Lequio a un amigo minutos antes de morir de cáncer

Ana Obregón revela el emotivo deseo de su hijo antes de morir
Ana Obregón y Alessandro Lequio preparan el traslado para dar el último adiós a su hijo Álex
photo_camera La desgarradora última petición que hizo Álex Lequio a un amigo minutos antes de morir de cáncer

Según recoge LOOK, quedan apenas dos meses para que se cumpla el primer aniversario de la muerte de Álex Lequio, y no pasa ni un solo día en el que Ana Obregón no recuerde a su hijo. La pérdida del joven emprendedor ha dejado completamente rota a la presentadora que lucha cada día por seguir adelante. A través de las redes sociales, la actriz ha ido compartiendo muchos de los momentos que ha vivido junto al fundador de Polar Marketing. Hace unas horas, ha publicado una fotografía con un significado muy especial. Además, ha revelado el mensaje que dejó el eterno Álex antes de fallecer.

“Desde pequeñito esta es tu foto favorita que aún reposa en la mesita de tu dormitorio”, ha empezado diciendo Ana Obregón en el escrito que ha compartido en sus redes sociales. “Al Final de tu enfermedad escribiste a tu mejor amigo haciéndole prometer que si algo te pasaba le pediría a tu padre que cuidara de mi. No te preocupes, mi Aless. Tu padre es mi mayor apoyo”, ha confesado Obregón. “Él entiende mi dolor porque es el mismo. Lloramos juntos en silencio porque nos une nuestro inmenso amor por ti que nada separará. Ni tu partida. Estaremos unidos para siempre como en tu foto favorita. Hasta en este atardecer en el que el dolor ha aprendido a morder. Hasta que nos volvamos a reencontrar”, han sido las palabras con las que  la intérprete de ‘Ana y los 7′ ha dado a conocer una de las últimas peticiones de su hijo.

La expareja siempre se ha mostrado unida pese a hacer vidas por separado. De hecho, cuando a Álex Lequio le diagnosticaron la enfermedad, no dudaron en hacer las maletas e irse los tres a Estados Unidos para que el joven pudiera someterse al tratamiento adecuado. Ocurrió en 2018, fecha en la que los médicos le dijeron al hijo de Ana García Obregón y Alessandro Lequio, el peor de los diagnósticos: tenía cáncer, en concreto el sarcoma de Ewing. Por aquel entonces, la actriz se encontraba rodando un capítulo de ‘Paquita Salas’, cuando de repente el empresario le comunicó que tenía un fuerte dolor en la espalda que no le dejaba dormir. Esa misma noche acudieron a la clínica Ruber y comenzó la peor de sus pesadillas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Ana_Obregon Oficial (@ana_obregon_oficial)

A los seis meses volvieron, con su hijo recuperado, pero en 2019 sufrió una recaída por la que tuvo que volver a someterse a nuevos tratamientos hasta que finalmente el 13 de mayo de 2020, Álex falleció como consecuencia de la dolencia por la que luchó durante dos años. Desde entonces, Ana Obregón no ha vuelto a ser la misma y la red social de Instagram se ha convertido en su mayor refugio. Plataforma donde ha ido compartiendo imágenes inéditas con su primogénito casi a diario. Sin ir más lejos, hace exactamente una semana, Ana Obregón publicó un divertido vídeo en el que aparece el colaborador de ‘El programa de Ana Rosa’ durante el periodo en el que estuvieron en Estados Unidos. “New York. Abril 2018. 10 días antes nos acababan de decir que nuestro hijo tenía cáncer. Actitud. Fortaleza y sentido del humor de unos padres que siguiendo el ejemplo de nuestro hijo tuvimos hasta el final”, escribió la presentadora.

ASÍ ERA ÁLEX LEQUIO

Álex Lequio era un chico positivo, optimisma y no borró su sonrisa ni en el peor momento de su vida: su lucha contra el cáncer. Con tan solo 22 años se lanzó al mundo empresarial junto a su mejor amigo y socio, Nacho Fernández de Ansorena y, aunque estudió Ciencias Políticas y Filosofía en la prestigiosa Universidad de Duke en Carolina del Norte, tomó este apasionante camino. Gracias a su esfuerzo y trabajo nació Polar Marketing Solutions SL en 2012. Ocho años después de su fundación, la empresa no ha parado de crecer y ya cuenta con una cartera de más de cincuenta clientes. Su afán luchador no cesó ni un solo segundo. De hecho, durante sus ingresos, Álex seguía trabajando con la pasión que tanto le caracterizaba.

Comentarios