martes 18/5/21

Sara Carbonero asustada. Iker Casillas acaba en urgencias tras un nuevo problema de corazón

Iker Casillas ha vuelto a llevarse un buen susto cuando, mientras jugaba a pádel, sufrió un fuerte dolor en el pecho que le obligó a ir a urgencias
Sara Carbonero asustada. Iker Casillas acaba en urgencias tras un nuevo problema de corazón - Fotomontaje: El Español
Sara Carbonero asustada. Iker Casillas acaba en urgencias tras un nuevo problema de corazón - Fotomontaje: El Español

Desde que el uno de mayo de 2019 Iker Casillas sufrió un infarto de miocardio, todo cambió en la vida del guardameta. Sus controles constantes y sus rutinarias visitas al médico para comprobar que todo sigue bien, se han convertido en parte de la rutina del exguardameta.

Aunque este cuidado no impide que se lleve algún que otro susto de vez en cuando. Tal como recoge la revista ¡Hola! en exclusiva, Casillas tuvo que ser atendido en urgencias el pasado 28 de abril por un fuerte dolor en el pecho.

Al parecer, Iker se encontraba jugando a pádel con sus amigos cuando, de repente, volvió a sentir un que se le aceleraba el corazón y un fuerte dolor.

Según recoge la publicación, el exportero reaccionó rápidamente dirigiéndose por su propio pie al Hospital Universitario Quirónsalud Madrid situado en Pozuelo de Alarcón, (Madrid). Acudió vestido todavía con ropa deportiva y acompañado por uno de los amigos con los que había estado jugando a pádel horas antes.

Tras realizarle todas las pruebas pertinentes para averiguar de dónde procedía ese dolor y cuál era el estado de salud de Casillas, unas horas después le dieron buenas noticias: no había sido un infarto y su vida no corría peligro.

De acuerdo siempre con lo descrito en ¡Hola!, Iker abandonó las urgencias del hospital sobre la una y media de la madrugada y pasó la noche en su nuevo ático de lujo que ha adquirido en la misma población, muy cerca de la casa que compartía con Sara Carbonero y sus hijos.

El pasado uno de abril, casi dos años después de sufrir el infarto de miocardio que trastocó su vida, Iker viajó a Oporto donde, además de visitar a su antiguo equipo, también se sometió a un reconocimiento por parte del médico que lo atendió dos años atrás.

Iker compartía varias publicaciones al respecto y en una de ellas, alzando una copa de vino, escribió: "1de abril. 23 meses extra. Todo en orden. Revisión de buenas noticias"

Días más tarde, coincidiendo con la fecha en la que sufrió el infarto, Iker publicó un selfie frente al espejo de lo más sonriente dando un consejo a sus seguidores: "Dos añitos después... Vive hoy, mañana ya veremos. Extra time (tiempo extra)"

Sabiendo ahora que tres días antes había vuelto a sufrir otro susto con su corazón, se entienden de otra el sentido de estas publicaciones y la filosofía con la que se está tomando el exguardameta las situaciones inesperadas.

Comentarios