martes 17.09.2019

Teresa Rivero, la fiel esposa de Ruiz-Mateos, a un paso de prisión por su envenenada herencia

A los 82 años, la expresidenta de Rayo Vallecano se sienta en el banquillo de los acusados como cooperadora necesaria de los negocios de su marido

Teresa Rivero, la fiel esposa de Ruiz-Mateos, a un paso de prisión por su envenenada herencia
Teresa Rivero, la fiel esposa de Ruiz-Mateos, a un paso de prisión por su envenenada herencia

Según informa Carmen Lucas-Torres en EL ESPAÑOL, cincuenta y nueve años de matrimonio, 13 hijos en común y un día a día marcado por los escándalos, con decenas de cámaras de televisión a las puertas de su conocida mansión familiar de Somosaguas (Madrid). Así ha vivido Teresa Rivero Sánchez-Romate, viuda del polémico empresario jerezano José María Ruiz-Mateos, más de media vida.

La mujer del peinado cardado, collares de perlas y americanas estilo Margaret Tatcher se convirtió en un icono de los años 90 cuando se encajó la camiseta del Rayo Vallecano para convertirse en la primera presidenta de un club de fútbol de primera división. Hija de señoritos andaluces, con uno de los apellidos más ilustres de Jerez de la Frontera (Cádiz), tuvo que aprender a vibrar con los gritos de los aficionados de Vallecas a pesar de que "no tenía ni idea de fútbol", como confesaría. Lo hizo. Tanto, que los seguidores del club votaron a favor de poner su nombre al estadio del equipo. 

Siempre fiel a su marido, siguió con él a pesar de la quiebra de Rumasa, de sus intentos por entrar en política y de sus disfraces de Superman para denunciar la presunta persecución del gobierno socialista de González, con el ministro de Economía Boyer a la cabeza. Siempre siguió sus consejos. Fue él también quien le animó a presidir el Rayo Vallecano. 

La matriarca del clan, a un paso de la cárcel

Ahora, tres años después de su muerte, fuentes del entorno de Rivero cuentan a EL ESPAÑOL que ya no oculta "que su marido no lo hizo nada bien y que les ha dejado muchos problemas. Un calvario continuo". Por primera vez, además de sus hijos, ella también tiene que sentarse en el banquillo de los acusados. La Fiscalía pide para la jerezana 11 años de prisión por delitos contra la Hacienda Pública. igual que para sus dos hijos Francisco Javier y Álvaro.

Este viernes, cuando ha llegado a la Audiencia de Madrid acusada de ser cooperadora necesaria en el fraude de 10,8 millones de euros por parte de la sociedad Rayo Vallecano de Madrid S.A.D. a Hacienda por delitos relacionados con el pago de IVA e IRPF, ha sorteado a los periodistas con absoluta ignorancia. Como si no estuvieran.

Sigue leyendo este artículo completo en EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios