La nueva vida de Belén Esteban lejos de la televisión no es lo que se ella esperaba

Belén Esteban lleva una vida algo alejada de los medios y de la televisión desde el final de 'Sálvame'
La nueva vida de Belén Esteban lejos de la televisión no es lo que se ella esperaba
photo_camera La nueva vida de Belén Esteban lejos de la televisión no es lo que se ella esperaba

Según recoge DonDiarioBelén Esteban, conocida por sus dos décadas de trayectoria en la televisión, está explorando una nueva etapa de vida lejos de las cámaras, su supuesta transición hacia el mundo de las redes sociales no está siendo como muchos esperaban.

A pesar de contar con una base sólida de seguidores que la respaldan en su camino como influencer, Belén ha mostrado una presencia discreta en las plataformas digitales. Se esperaba que aprovechara su popularidad para generar contenido relevante y atractivo, sin embargo, apenas comparte publicaciones en redes sociales.

En lugar de enfocarse en proyectos televisivos, la atención de Belén parece estar centrada en su empresa de alimentación y en disfrutar de momentos con amigos, como sus recurrentes encuentros con Víctor Sandoval. Recientemente, fue vista junto a su marido Miguel Marcos en la Puerta de Toledo, Madrid, compartiendo un momento en la terraza del Bar Ronda en la Ronda de Segovia. Su visita tenía como propósito encontrarse con Víctor Sandoval, quien también es un antiguo compañero de Sálvame y recientemente se mudó al barrio.

Planes tranquilos y centrada en su empresa de alimentación

Esta transición hacia una vida más privada y alejada de los medios ha generado cierto interés y sorpresa entre sus seguidores y el público en general. Mientras muchos esperaban verla más activa en las redes sociales, Belén Esteban ha optado por mantener un perfil más discreto, enfocándose en aspectos más personales de su día a día.

La decisión de priorizar su empresa de alimentacióny disfrutar de la compañía de sus amigos sugiere un cambio de ritmo en la vida de Belén Esteban, alejándose temporalmente del ojo mediático.

Comentarios