La mano derecha de María Teresa Campos quiere contar "la verdad": 10 amenazas reales

Los 10 mandamientos de lo que calla Gustavo Guillermo sobre sus "hermanas" Terelu y Carmen Borrego ponen de manifiesto que las hijas de la presentadora tienen un problema real e inminente
En el fotomontaje Carmen Borrego, María Teresa Campos junto a Gustavo y Terelu Campos
photo_camera En el fotomontaje Carmen Borrego, María Teresa Campos junto a Gustavo y Terelu Campos

Un artículo de Jesús Manuel Ruiz publicado en exclusiva en EsDiario

Gustavo Guillermo, la persona que más cerca estuvo de Teresa Campos en los últimos 32 años ha vuelto a ensañar la patita. Hay ganas de contar la verdad. Está cansado de mantener silencio. El chófer, el confidente, el amigo, el tercer hijo, el hombre que almorzaba todos los días con la presentadora empieza a estar harto del clan Campos. Y más ahora que Carmen Borrego ha asegurado que no estuvo tanto con su madre. Pobre hija de Teresa. Qué poco conoce la verdad. Gustavo ha tenido vacaciones después de muchos años. Se iba una hija. También abandonado el hogar la otra. Y nadie se acordaba que María Teresa se quedaba sola. Eran él, Gustavo y su pareja. Durante muchos años.

Conoce a la perfección a las dos hijas de su exjefa. Como nadie. Es un verdadero hermano. No el otro. Gustavo Guillermo ha vuelto a participar esta semana de los programas con sus declaraciones. Indirectamente. Ahí está. Ha mentido. A medias. Según las interpretaciones realizadas de sus palabras, está más cerca de Carmen que de Terelu. Craso error. Nada que ver con la realidad. La diferencia entre una y otra es notable. Sobresaliente. Durante años la relación con la hermana mayor ha sido cordial. A pequeña no la soportaba.

Los 10 mandamientos de lo que calla Gustavo Guillermo sobre Las Campos

Pero ya no está dispuesto a mantener más tiempo silencio. Lo hizo con Edmundo Arrocet. Un día estalló. Lo mismo sucederá con la hermanas Campos. ESdiario puede enumerar lo que hasta ahora ha callado.

1. La mano derecha de la fallecida Teresa Campos es conocedor de lo poco que visitaban las hijas a la madre. Gustavo estaba allí. Las otras no. 

2. Guillermo es testigo de cómo alguno de los nietos estaban por la zona de la abuela y no la visitaban. Y lo decían. No querían pasar.

3. El tercer hijo de la comunicadora malagueña tuvo que ir a recoger en una ocasión a su jefa a Málaga porque se sentía sola en su hogar. Sus hijas no estaban. Teresa regresaba de la mano de Gustavo. El “chófer” es el único que conoce la soledad de su jefa. Mucha soledad.

4. Guillermo no fue tratado al final de la vida de su jefa como un miembro más. Carmen Borrego lo desplazó. En el último cumpleaños no estuvo. Prefirió a gente con quien vender unas fotografías. En su revista de cabecera, claro.

5. Tuvo que actuar en más de una ocasión de chófer de Rocío Carrasco a petición de la familia. Principalmente Carmen. Él puede contar lo que pensaba realmente Teresa Campos de Carrasco y Fidel Albiac.

6. El hombre que más conoció a Teresa estuvo mucho tiempo sin mediar palabra con Borrego. La relación fue muy fría. Distante.

7. La persona de confianza de Campos guarda secretos de ella que podrían hundir a sus dos hijas. Destrozarlas en estado puro. Secretos que tan solo guardan él y Meli Camacho, los dos únicos que conocen la verdad.

8. Gustavo en algún momento pudo entender a Bigote Arrocet ante la dejación de las hijas en relación a su madre. Fue el enemigo de Edmundo. También entendió al final muchas cosas del cómico. Hubo mensajes entres ellos. Después de suceder el desenlace de la ruptura.

9. Carmen Borrego intenta mantener buena relación con su "hermano". Perro no come perro. La menor de las Campos tiene más miedo que hambre de lo que pueda contar.

10. Estos diez mandamientos se cierran en dos. Gustavo sabe mucho y las hijas de Teresa Campos pueden salir muy dañadas. Principalmente la menor.

Comentarios