A la luz los próximos pasos de Tamara Falcó y Onieva: negocio, boda y tener un hijo

Mientras, la familia de Iñigo Onieva expresa su pánico pide que los medios les dejen fuera de la historia
A la luz los próximos pasos de Tamara Falcó y Onieva: negocio, boda y tener un hijo
photo_camera A la luz los próximos pasos de Tamara Falcó y Onieva: negocio, boda y tener un hijo

Según recoge Informalia, es tiempo de hacer buenos propósitos para el año que comienza. La reconciliación de Tamara Falcó y su novio Íñigo Onieva replantea su nueva relación y planes de futuro. La ruptura no fue una simple pelea de enamorados. Se trató de un final triste, decepcionante y doloroso para uno y otro; y para la marquesa de Griñón no había vuelta atrás.

Pero Íñigo se resistía a darse por vencido, haciendo toda clase de méritos para convencer a Tamara de su arrepentimiento y propósito de la enmienda, aunque en un momento dado le escuchamos decir: "Creo que voy a tirar la toalla". Una amiga de la familia, especialista en gestionar la imagen de grandes personajes, le aconsejó sabiamente que se comportara con discreción y prudencia. Esa ayuda fue importante para abrir una posibilidad de contacto entre los ex novios. Pero Onieva no pudo evitar un estallido de rabia, cuando se hizo público que su íntimo amigo, Hugo Arévalo, estaba intentando conquistar a Tamara. Le llamó "sucia rata" y "trepa".

Esa misma amiga y mediadora, amiga de la madre de Íñigo, al que conoce desde que era un niño, fue también quien hizo posible la primera cita secreta con Tamara después de la ruptura y quien, con mucho esfuerzo y perseverancia, consiguió que volvieran a encontrarse en la misa de Nochebuena, y que finalmente Tamara acogiera a Íñigo en su casa el 31 de diciembre para despedir un año agridulce y emprender juntos su historia de amor en 2023. Además, del amor, no olvidemos la colosal capacidad de Tamara para rentabilizar su ruptura y reconciliación, a lo que se sumará lo que viene.

Todo apunta a que habrá boda y que podría ser antes de la fecha que tenían prevista anteriormente. Íñigo y Tamara saben que en cuanto vuelvan a aparecer en público serán observados con lupa por la prensa, sobre todo Onieva. Cualquier saludo, encuentro o muestra de afecto que cruce con una mujer, aunque sea familiar, pero desconocida para los medios, podría ser interpretada de nuevo como una infidelidad. Quieren evitar ese tipo de comentarios y sospechas.

Tamara tiene planes profesionales para este nuevo año. Entre ellos, completar su curso de Cordon Bleu, del que le faltan algunas especialidades, y seguir ensayando como empresaria y experta en cocina en El Rincón, el palacio heredado de su padre, cuya propiedad comparte con su hermano Manolo. Allí pensaba gestionar con Íñigo un restaurante temporal, un pop-up que abriera por encargo, antes de lanzarse a su gran proyecto juntos, de tener su propio establecimiento en Madrid.

Este pasado verano, tuvo lugar con éxito la primera experiencia de El Rincón como restaurante temporal, al que siguió una segunda ocasión en octubre. Empresas importantes quieren el establecimiento heredado del marqués de Griñón, en donde Carlos Falcó convivió con Esther Doña, su última esposa, para ofrecer a sus mejores clientes un entorno único, con Tamara al frente, como experta en alta cocina, después de su triunfo en Master Chef.

Ahora, con Íñigo otra vez a su lado, es el momento de llevar a cabo todo lo que habían planeado cuando se comprometieron. En este 2023 Tamara cumpplirá 42 años, en noviembre, y Onieva en junio cumple 34. Todo indica que habrá negocios, boda y buscarán un hijo.

Comentarios