jueves 17.10.2019

Paula Echevarría, el gran apoyo de Miguel Torres en su trance más duro y difícil

La actriz acudió a ver al deportista en el primer encuentro tras la bajada a segunda del Málaga, luego regresaron juntos ...

Paula Echevarría, el gran apoyo de Miguel Torres en su trance más duro y difícil
Paula Echevarría, el gran apoyo de Miguel Torres en su trance más duro y difícil

Según informa la revista Lecturas, no iba a ser una tarde sencilla. El Málaga se enfrentaba a la Real Sociedad tras su bajada a segunda. Un encuentro que la afición recibió con pitidos y mucho enfado. Allí, entre las gradas,Paula Echevarría se estrenaba en esto de ejercer de 'WAG' -que es ya casi una profesión-. La actriz aprovechaba su estancia en al Festival de Málaga para acercarse hasta el terreno de juego para animar a su pareja. No podía haber elegido una ocasión más complicada para esta primera vez...

Después de deslumbrar en la alfombra roja del Festival de Málaga -con un vestido que rondaba los 3.000 euros, ahí es nada-, Paula Echevarría cambiaba el cine por del deporte. La actriz acudía, por primera vez, a animar a su novio, el futbolista Miguel Torres, en el partido que enfrentaba al Málaga con la Real Sociedad. Un encuentro marcada por la bajada a segunda del equipo de Torres y el evidente malestar de la afición. En los momentos buenos y en los malos, así es el amor.

Paula estuvo muy atenta, fotografiando todo lo que ocurría en el campo y evitando hacer declaraciones. De hecho, la tarde anterior, preguntada en la alfombra roja, tampoco había querido especificar si se trasladaría o no hasta el campo. Lo hizo, claro. Era una ocasión importante para su pareja y Paula no podía faltar. El cambio entre los enamorados ha sido drástico. Fue firmar el divorcio y abrirse la veda para que la pareja se deje ver y fotografías sin ningún tipo de problema.

Tras el encuentro y ya más relajados, Paula y Miguel llegaron juntos a la estación de tren. Felices y sonrientes, evidenciaban el buen momento sentimental por el que pasan. Ya no tienen que esconderse y eso anima mucho. Les hemos visto compartiendo arrumacos, besos y confidencias. Todavía es pronto para ir más allá pero como continúen así... En nada, suenan campanas de boda.

Fuente: Lecturas

Más información en vídeos 
Comentarios