Sábado 23.02.2019

La obsesión que ha consumido a la hija de Rocío Jurado (y a toda su familia, incluido hijos)

Recientemente Rocío Carrasco ha recibido un nuevo varapalo judicial tras pretender llevar a la mujer y el representante de su ex a los tribunales por alzamiento de bienes

La obsesión que ha consumido a la hija de Rocío Jurado (y a toda su familia, incluido hijos) - GTRES
La obsesión que ha consumido a la hija de Rocío Jurado (y a toda su familia, incluido hijos) - GTRES

Según recoge Libertad Digital, nuevo disgusto judicial (otro más) para Rocío Carrasco. La hija de Rocío Jurado ha fracasado de nuevo esta semana en su intento de llevar a la mujer de su exAntonio David, Olga Moreno, a los tribunales: ni ella ni el exrepresentante de éste, Francesc Parellada, podrán ser citados por un supuesto delito penal de alzamiento de bienes, como era su intención.

Era otro de los frentes abiertos por Rocío Carrasco para perjudicar a Antonio David y su entorno, una iniciativa que se ha saldado con un fracaso tras otro y la pérdida, quizá permanente, del beneplácito de sus hijos. La gran demanda de malos tratos continuados a quien fuera su marido acabó diluyéndose pese a las grandes ambiciones de la hija de la más grande de mandar a la cárcel al exguardia civil.

Según Lecturas, responsable de la información, la sentencia del 10 de diciembre de 2018 de la Audiencia Provincial de Madrid resuelve que el Juzgado de Alcobendas no podrá citar a ninguno de los dos acusados por presunta implicación en un delito de alzamiento de bienes. En el centro de todo, las supuestas actividades ilícitas de Antonio David, que según el auto "desviaba sus ingresos de actuar en programas televisivos y de asistencia a eventos y entrevistas, facturándolos a través de mercantiles administradas por su esposa y su representante artístico".

En el ámbito personal, y aparte de la solidez de su matrimonio con Fidel Albiac, Rociíto tiene algunos amigos con los que compartir su tiempo. En el ámbito de los medios de comunicación, destaca su amistad con el clan de las Campos, sin duda uno de los pocos consuelos dentro de la evidente mala relación de Rociíto con sus allegados. Esta misma semana, la revista ¡Qué me dices! desveló que la hija de Rocío Jurado pasó Nochevieja en casa de María Teresa Campos, una animada velada donde también estuvieron presentes sus hijas Terelu y Carmen.

Se trató, lo de esta semana, del colofón a un año mediático nefasto para Rocío. Ya en el mes de mayo, y como anticipación de lo que vendría meses después, el juzgado de Alcobendas denegó las medidas cautelares que la hija de Rocío Jurado pedía a Antonio David y su entorno (incluyendo sus propios hijos) proporcionasen información sobre ella a los medios de comunicación. Una zancadilla que no impidió que una obcecada Rocío tratase de llevar a los tribunales a su mayor obsesión: su exmarido Antonio David Flores.

antonio-david-flores-olga.jpg

Pero aún hay más, pues a todo ello se añade su nefasta relación con la familia de su madre, incluyendo Ortega Cano, Gloria Camila y José Fernando. Su pulso con la familia Ortega también se ha saldado con una fría relación que ha llevado a Rocío Carrasco a ausentarse de los homenajes familiares a su madre, de cada fiesta y reunión protagonizada por esa rama de la familia. Su cercanía con uno de los pocos apoyos que le quedaban en los Mohedano Ortega, su prima Rosario, también podría haberse enfriado recientemente: su hermana Gloria Camila parece haber acercado posiciones con la hasta ahora neutral Rosario Mohedano, aislando si cabe un poco más a Rocío. Hace ya muchos, muchos años que Carrasco no aparece en una misma imagen con cualquier miembro de la familia, un hecho a considerar.

En medio de todo, aunque no lo único, los retrasos en la apertura del museo dedicado a la más grande en Chipiona. Unos permisos y documentos que Rocío se resiste a aprobar están en medio de todo y han enfriado más si cabe la relación con el clan, deseoso de mostrar al mundo esta colección de objetos de Rocío Jurado (que, además, ayudaría a paliar la ruina a la que se enfrentan algunos miembros de la familia, como Amador Mohedano). Particularmente belicosa a la hora de mostrar sus opiniones se ha mostrado Gloria Camila, mucho menos discreta que el resto de los Mohedano-Ortega: "Nunca le hemos caído bien", reconoció ella misma en Supervivientes, en relación a ella y su hermano (también adoptado) José Fernando. Una frase reveladora que dice mucho de lo vivido dentro de la familia por los hijos de Jurado y Ortega. Ni Rociíto ni Fidel, naturalmente, acudieron a la boda del veterano diestro con Ana María Aldón este verano.

No obstante, lo más doloroso para la antes conocida como Rociíto, verdadero puntal de la prensa rosa española de la década pasada, es el rechazo de sus hijos. Tanto Rocío como David se refugiaron en el hogar de su padre nada más cumplir la mayoría de edad, evidenciando que algo no particularmente bueno pasaba con su madre y Fidel. Rocío Flores, en particular, es gran amiga de Gloria Camila y lanzó un contundente mensaje en redes sociales nada más anunciarse la absolución judicial de su padre: Por fin puedo decir que se ha acabado la pesadilla que llevamos viviendo casi dos años, de incertidumbre y dolor. Doy por finalizada la etapa más dolorosa que he tenido gracias a recibir la mejor noticia que me han dado nunca". Rocío además calificó de "frívola y dolorosa" la batalla judicial iniciada por su madre.

En lo que respecta al aislamiento de Rocío Carrasco, que limita sus apariciones sociales al máximo, cabe señalar otra cita reciente en la que intentó mostrar devoción por su madre... aunque de nuevo en la más absoluta soledad familiar: acudió con su marido el pasado día de Reyes a ver el musical producido por ella misma y dedicado a Rocío Jurado, realizado en colaboración con su amiga Anabel Dueñas. Naturalmente, ningún rostro más de la familia acudió con ella.

Fuente: Libertad Digital

Más información en vídeos 
Comentarios