A la luz todo lo que hay tras la boda secreta de Julián Muñoz y Mayte Zaldivar

El exalcalde de Marbella, Julián Muñoz, ha vuelto al foco al revelarse su nuevo matrimonio con su ex pareja, Maite Zaldívar, tras 17 años de separación. Aunque trataron de mantenerlo en privado, el periodista José Antonio León reveló el certificado de matrimonio. Zaldívar sigue enamorada de Fernando Marcos, su actual pareja, el matrimonio con Muñoz ha despertado sospechas sobre posibles intereses ocultos y ha generado controversia por la cercanía entre las tres partes involucradas
Julián Muñoz y Mayte Zaldívar se han casado en secreto por segunda vez: los detalles
photo_camera Julián Muñoz y Mayte Zaldívar se han casado en secreto por segunda vez: los detalles

Un artículo de Juan Luis Galiacho y Alberto Galone publicado en exclusiva en El Cierre Digital

El exalcalde de Marbella, Julián Muñoz, vuelve al foco de la actualidad mediática tras su hospitalización de urgencia por una insuficiencia respiratoria el pasado mes de marzo, revelando posteriormente que sufre de un cáncer avanzado. Ahora, se ha revelado que el pasado 30 de enero Muñoz se casó nuevamente con su ex pareja, Maite Zaldívar, después de 17 años de separación. 

Aunque ambos han mantenido esta unión oficial en privado y Zaldívar negó ningún tipo de matrimonio en su paso por el programa ‘¡De Viernes!’ el pasado mes de abril, el periodista José Antonio León ha dado la primicia con un certificado de matrimonio en mano. En paralelo, como ya informó este medio, Muñoz estaría escribiendo unas memorias en las que "quiere contar todo el proceso de lo que ha sido su relación con Isabel Pantoja, el tema del caso Malaya y su implicación"

Tras su divorcio en 2007, Zaldívar y el exalcalde de Marbella siempre han mantenido una cercana relación por sus hijas y ahora se han unido nuevamente, aunque no como pareja en el sentido tradicional, pues ambos tienen una vida sentimental separada, ya que Maite Zaldívar sigue enamorada del hostelero Fernando Marcos, con el que mantiene una relación desde el 2004. De hecho, en las últimas semanas ha sido posible ver en público a Muñoz, Zaldívar y Marcos pasando tiempo juntos, lo que ha despertado dudas sobre los intereses del recién revelado matrimonio.

Durante los últimos meses, se ha hablado mucho sobre la relación entre Maite Zaldívar y Julián Muñoz, quienes han pasado de tener fuertes enfrentamientos en la televisión a volver a estar casados tras 17 años divorciados, lo que no ha dejado indiferente a nadie. Ambos se han mostrado unidos en los últimos meses, especialmente desde que los problemas de salud de Julián Muñoz se agravaron. 

Zaldívar acudió hace poco al programa 'De Viernes', donde se cuestionó sobre su polémica visita al notario en Málaga en enero de este año. Aunque prefirió no revelar los detalles en ese momento y negó cualquier tipo de acuerdo, ahora se especula que fue para poner en orden los documentos legales con Julián Muñoz, con el que vuelve a estar casada.

Ante la revelación de la noticia, numerosas voces han cuestionado los verdaderos intereses que podrían esconderse tras el matrimonio entre Zaldívar y Muñoz, que podrían estar incurriendo en un posible fraude de ley y ‘preparando’ una posible pensión de viudedad para Zaldívar, entre otras hipótesis.

pooo

La unión entre ambos llama especialmente la atención teniendo en cuenta que Maite Zaldívar sigue muy enamorada de su actual pareja sentimental, el mencionado hostelero Fernando Marcos, lo que ha llevado a algunos a tildar el matrimonio como un 'paripé'. De igual manera, otras voces señalan que Julián Muñoz y Maite Zaldívar, que ya llevan cuatro meses casados, estarían viviendo en el mismo edificio con Fernando Marcos "de vecino".

El primer matrimonio de Maite Zaldívar y Julián Muñoz, ambos condenados en su momento por la trama del caso Malaya, comenzó su declive cuando el expolítico empezó una relación a escondidas con la tonadillera Isabel Pantoja -quien era un ‘nombre propio’ en Marbella en aquel entonces-, tras conocerse en la Feria Internacional de Turismo en Madrid en 2003-.

A pesar de que tanto Muñoz como Pantoja lo negaron durante un tiempo, los medios confirmaron que ambos tenían un romance. Finalmente, Zaldívar y Muñoz se divorciaron en 2007 y la historia de amor entre el exalcalde de Marbella e Isabel Pantoja terminó en 2009, causando una brecha en sus familias y desembocando en diversos problemas legales.

Las sospechas tras el nuevo matrimonio entre Muñoz y Zaldívar

Ante las dudas que ha generado el recién desvelado matrimonio entre el exalcalde de Marbella y la que fuera su primera mujer, elcierredigital.com ha contado con la opinión del abogado matrimonialista, Alberto García Cebrián, para conocer más detalles sobre los posibles ‘intereses ocultos’ tras esta unión.

En este sentido, el letrado García Cebrián ha explicado que en nuestro país, los matrimonios por conveniencia o falsos pueden castigarse por la vía administrativa con multas de hasta 10.000 euros. De igual manera, ha definido un matrimonio de conveniencia como “aquel enlace matrimonial de carácter fraudulento que se contrae principalmente con la intención de conseguir beneficios, ya sean puramente económicos o de ámbito jurídico o social”.

Sobre si el matrimonio de Julián Muñoz y Maite Zaldívar puede ser declarado fraudulento, Alberto García Cebrián sostiene que “después de ser ambos condenados por en el marco del ‘caso Malaya’, el hecho de que vuelvan a convivir y casarse está en el centro de la actualidad mediática y, la Fiscalía de oficio o a instancia de comunicación o denuncia de particular, podrían iniciar investigaciones".

"La situación es muy atípica pues Maite estaba manteniendo una relación sentimental desde hace años con Fernando Marcos, quien incluso se ha unido a las celebraciones familiares del matrimonio recientemente formado por Julián y Maite”, explica el abogado matrimonialista. 

654651222

En este sentido, el letrado García Cebrián ha recordado que el Tribunal Supremo dispone que los matrimonios de conveniencia pueden castigarse con sanciones administrativas o constituir ilícitos civiles. Solo podrían ser delitos penales si concurre ánimo de lucro, usurpación de estado civil o falsedad documental. “Podría ser delito en el caso de que se acreditara que se estaba instrumentalizando el nuevo matrimonio para simular un matrimonio que no es deseado en sí mismo, sino como medio de un beneficio”, incide Cebrián.

En este sentido, surgen muchas preguntas como: ¿Existirá ánimo de lucro en el matrimonio de Julián y Maite? ¿Qué intereses podrían existir? ¿Cobraría Maite Zaldívar pensión de Viudedad? La respuesta a esta última pregunta según García Cebrián es sí. “A pesar de lo cual el importe sería en función de la pensión de Julián Muñoz que estaría en torno a 400 o 600 euros a lo sumo”.

El abogado matrimonialista ha expresado en su análisis que en este tipo de matrimonios, en el que uno de los contrayentes padece una grave enfermedad, se aplican especialidades. Si el fallecimiento es derivado de enfermedad común anterior al matrimonio, el cónyuge superviviente deberá acreditar una de estas obligaciones: Que existan hijos comunes o que el matrimonio se hubiera celebrado con un año de antelación al fallecimiento. “En ese caso, no se exigirá esta duración si se demuestra un período de convivencia como pareja de hecho que, sumado al de duración del matrimonio, hubiera superado dos años”.

La situación con la herencia de Julián Muñoz

En lo que se refiere a la situación en caso de fallecimiento de Julián Muñoz, el abogado matrimonialista Alberto García Cebrián sostiene en su análisis que si el exalcalde de Marbella fallece estando casado, Maite Zaldívar sería heredera forzosa con derecho al usufructo viudal. También podrían estar en juego los derechos respecto de las memorias de Julián.

Sin embargo, quizá los aspectos más importantes a resaltar del análisis del letrado Cebrián son los derechos y dinero que pudieran existir fuera de España: “En su momento no llegó a aclararse el paradero de grandes cantidades de dinero, las tan famosas ‘bolsas de basura’. Se ha especulado que algunas cantidades podrían estar fuera de España, nada se sabe al respecto y ello ha generado múltiples hipótesis. Cualesquiera derechos que pudieran existir, en su caso, en paraísos fiscales, si fallece Julián, Maite como viuda tendría mayor capacidad de gestión y disposición”.

Los historia tras la relación entre Muñoz y Zaldívar

La historia de amor entre Maite Zaldívar y Julián Muñoz comenzó a forjarse en los años 70 del siglo pasado y culminó en matrimonio en 1974. Fruto de esta unión nacieron dos hijas, llamadas Eloisa Muñoz y Elia Muñoz. Posteriormente, Julián Muñoz alcanzó la fama rápidamente al convertirse en alcalde de Marbella con el partido GIL. Sin embargo, su suerte cambió en enero de 2003, cuando conoció a Isabel Pantoja en la Feria Internacional de Turismo en Madrid, iniciando una relación secreta a espaldas de Maite Zaldívar.

Volviendo a la relación entre Zaldívar y Muñoz, tal y como se desveló en la docuserie del exalcalde de Marbella 'No es la hora de la venganza, es la hora de la verdad', ni Maite ni Julián tenían mucho dinero al conocerse y decidieron invertir sus ahorros en Marbella abriendo un local que se llamó Maite I. Un tiempo después, contando con aproximadamente 400.000 pesetas que tenían entonces, decidieron inaugurar un nuevo establecimiento en Puerto Banús, donde comenzaron ofreciendo comidas para los obreros bajo el nombre de Maite II.

Todo cambiaría para la pareja cuando en 1989 su restaurante acogió la comida de todos los hombres de Jesús Gil y Gil, con los que preparaba su nuevo partido –Grupo Independiente Liberal–, donde Julián Muñoz y Maite Zaldívar entablaron amistad con José Luis Giménez –mano derecha de Gil–. De esta amistad surgió la propuesta de incluir a Maite en su lista de partido como concejal de Fiestas, que esta rechazó y ofreció a Julián Muñoz. A partir de entonces, el local de Julián y Maite empezó a encargarse de las barras y la organización de las fiestas de Gil.

En 1991 Jesús Gil quería que Maite Zaldívar ingresara en su partido político GIL (Grupo Independiente Liberal), pero ella insistió en que fuera su marido Julián Muñoz el que fuera en las listas del partido –creado ad hoc por el polémico expresidente del Atlético de Madrid–. 

El final del primer matrimonio y la situación actual

Como ya informó este medio, el sueño de Maite y Julián en Marbella se vio afectado con la llegada de Muñoz a la alcaldía de Marbella. Durante ese tiempo, se investigaron varios delitos de cohecho y sobornos en el marco del conocido como ‘caso Malaya’. Fue a finales de 2002 y principios de 2003 cuando Julián Muñoz comenzó a transferir los fondos ocultos en el extranjero, principalmente en Suiza, a su familia y a Isabel Pantoja.

Para mover el dinero, Julián contó con la ayuda de Maite, sus hijas y su cuñado Jesús Zaldívar, quien actuó como intermediario. Maite y Jesús abrieron cuentas en Gibraltar y Marbella, a través de la sociedad Meja INC en Delaware, para recibir los fondos desde Suiza. Una vez en Marbella, el dinero era retirado en efectivo y depositado en cuentas controladas por los Zaldívar.

Estas transacciones se llevaron a cabo entre 2003 y 2006, con reintegros por valor de 601.016,79 euros desde Meja INC y depósitos por valor de 601.100,90 euros en las cuentas de los Zaldívar. Todo encajaba. Maite también se involucró en varias sociedades para aumentar su patrimonio, incluyendo la compra de una vivienda en Marbella a un precio muy bajo.

Según la Fiscalía, estas acciones fueron una contraprestación por los favores recibidos por Muñoz como alcalde. El patrimonio inmobiliario de la pareja se completó con un chalet a nombre de sus hijas, adquirido sin coste alguno gracias a un préstamo hipotecario.

Por estos hechos, Maite Zaldívar fue condenada a pagar una multa de más de dos millones de euros y a dos años y seis meses de prisión. Sin embargo, la exmujer de Julián Muñoz logró el tercer grado poco tiempo después y, tras haber protagonizado diversos regresos a los platós de televisión donde explicó toda su historia, ahora se vuelve a mostrar cercana con Julián Muñoz tras el anuncio de su avanzado cáncer, que fue revelado cuando ellos ya se habían vuelto a casa.

Ahora, son cada vez más miradas las que se fijan en el recién revelado matrimonio entre Zaldívar y Muñoz, pues como se viene mencionando, numerosas voces han señalado la posibilidad de que tras esta unión haya intereses ocultos relacionados con la gestión del patrimonio, herencia e imagen del exalcalde de Marbella.

Maite Zaldívar desvela su gran discusión con Julián Muñoz y la verdad de  las fotos del Día de Andalucía

Comentarios