jueves 1/10/20

Muere Arturo Fernández, galán eterno del teatro y la televisión, a los 90 años de edad

El mundo de la cultura despide y llora la muerte del actor en una abarrotada capilla ardiente habilitada en el tanatorio de La Paz

Muere Arturo Fernández, galán eterno del teatro y la televisión, a los 90 años de edad
Muere Arturo Fernández, galán eterno del teatro y la televisión, a los 90 años de edad

Amigos, familiares y el mundo de la cultura en general han despedido este jueves al actor y empresario teatral Arturo Fernández, fallecido a los 90 años en un hospital madrileño, en una capilla ardiente que se ha habilitado en el tanatorio de La Paz.

Hasta ahí se ha acercado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que ha destacado que Fernández era "un madrileño de Gijón" porque "en Madrid no preguntamos de donde viene la gente, y Arturo Fernández nació en Gijón, pero también lo consideramos madrileño: ha paseado el nombre de Madrid por España y por el extranjero durante años".

El popular ha prometido para el actor una calle con su nombre en Madrid "que tenga alguna conexión con él, cerca de alguno de los teatros en los que actuó". A la capilla ardiente ha llegado acompañado de Andrea Levy, concejala de Cultura, Turismo y Deporte, que ha preferido no hacer declaraciones. 

El presidente del Atlético de Madrid y productor de cine Enrique Cerezo, por su parte, ha señalado que "Arturo ha sido una referencia para los que empiezan y los que ya estaban", y ha contado que ambos tenían "un proyecto de película en común, 'El estudiante', en la que él hacía el papel de un hombre de 80 años que empieza la universidad".

"Yo esperaba que Arturo fuera nuestro Kirk Douglas, que llegaría a 102 años. Estuve en su último cumpleaños y era un hombre con mucha energía", han sido las palabras del director y actor Santiago Segura, que ha recordado que "fue un hombre que se tomaba a sí mismo a broma". 

La actriz y presentadora Norma Duval ha acudido al tanatorio a expresar su dolor:" Nos deja un vacío grande porque la escena española tenía en él el último estandarte. Los grandes se van y el recuerdo y el vacío quedan". 

"Yo no le llamo galán, le llamo sencillamente un esclavo de su oficio, un amigo de sus amigos y un tío leal", ha declarado el periodista Fernando Ónega, que también se ha acercado al tanatorio para despedirse del actor.

La actriz Juncal Rivero ha recordado que fue Fernández quien le ofreció su primera oportunidad en la actuación, y quien le llevó a participar en la serie "La casa de los líos", y ha lamentado el fallecimiento de quien consideraba "que debía ser eterno": "Al final se ha dejado ir cuando ha visto que ya no podía volver a actuar".

"Arturo se ha ido dejando millones y millones de risas en todos los hogares y los escenarios de este país", ha declarado otro compañero de profesión, Alfonso Lara, con quien también coincidió en "La casa de los líos".

El actor y presentador Andoni Ferreño le consideraba un amigo: "Tengo la suerte de considerarme amigo de Arturo y para mí además ha sido un referente y un maestro".

La eternidad que le correspondía al gijonés que popularizó la coletilla de "chatín" y "chatina" ha sido lo que ha destacado la también actriz Cristina Heredia, que ha hecho hincapié en que Fernández "sabía como nadie manejar los recursos y lo que quería el público en cada momento".

Otras personalidades importantes como el presidente del Real Madrid Florentino Pérez, las actrices Laura Pamplona e Yvonne Reyes, el productor teatral Enrique Cornejo, el periodista Javier de Montini o los presentadores televisivos Goyo González, Alberto Castillón o Sofía Mazagatos.

Este viernes el Teatro Jovellanos de Gijón, el lugar donde en los últimos quince años la compañía de Fernández ha representado seis espectáculos, albergará a partir de las 15:00 horas otra capilla ardiente para despedir al actor.

UNA VIDA DEDICADA AL TEATRO

El actor y empresario teatral Arturo Fernández, fallecido este miércoles a los 90 años, dedicó 68 años de su vida, desde su debut en la gran pantalla de la mano de Rafael Gil, al cine al teatro y la televisión, en la que su característica forma de hablar y su elegancia le convirtieron en el galán por antonomasia.

El artista, nacido en Gijón, el 21 de febrero de 1929, era hijo de un trabajador de la estación ferroviaria de Langreo, tuvo que abandonar España en 1939 por su militancia en el sindicato Confederación Nacional del Trabajo (CNT).

Muy aficionado al fútbol, fichó por un club de Tercera División, pero su meta era viajar a Madrid para ser actor. Llegó a la capital en 1949 y en 1951 ya debutó en el cine, en la película de Rafael Gil "La Señora de Fátima", en la que tenía un papel secundario.

Hasta 1954 no hizo teatro, en el que debutó con Modesto Higueras, y después trabajó en las compañías de Conchita Montes y Rafael Rivelles.

Cuatro años después llegaría la película "Las chicas de la Cruz Roja", de Rafael J. Salvia. Su suerte cambiaría con "Distrito 5"(1957), una cinta de Julio Coll en la que debutó de protagonista y a la que siguieron muchos títulos como "Un vaso de Whisky" (1958), también del mismo director, o "La casa de Troya (1959), de nuevo a las órdenes de Rafael Gil.

Su primer premio fue en 1961, el del Sindicato del Espectáculo al Mejor Actor, al que siguió al año siguiente el Nacional de Interpretación.

En 1966, y cuando ya había recibido la Medalla de Oro del Teatro de Valladolid y el Premio de la Crítica de Barcelona, creó junto a Conchita Montes y a Adolfo Marsillach su propia compañía de teatro.

A la década de los 60 pertenecen obras como "¿Quién soy yo?" (1967) y "Yo soy Brandell" (1967). En 1968 le vuelven a dar el Premio del Sindicato del espectáculo al mejor actor y protagoniza la película de Luis César Amadori "Cristina Guzmán".

Rueda de nuevo con Rafael Gil en 1969, en esta ocasión "El relicario" y al año siguiente, con Juan de Orduña, "La tonta del bote".

De su producción cinematográfica destacan otros largometrajes como "A sangre fría (Trampa al amanecer)" (1959), de Juan Bosch; "Los cuervos" (1961), de Julio Coll; "Tocata y fuga de Lolita" (1974), de Antonio Drove, y "Desde que amanece, apetece" (2006), de Antonio del Real.

En 1980 Arturo Fernández interpretó la obra teatral "Homenaje" a la que le siguieron "La chica del asiento de atrás" (1984), "Pato a la naranja" (1986), y "Alta seducción" (1989), llevadas de gira con gran éxito, especialmente la última, en las que participó como actor y empresario.

Posteriormente presentó "La segunda oportunidad" (1994), de Neil Simon; "Mejor en octubre" (1994); "Esmoquin" (2001) y "Esmoquin 2" (2003).

Entre sus representaciones más aplaudidas figuran "La herencia", "Dulce pájaro de juventud", "La tercera palabra", "Todo empezó por una manzana", "Pato a la naranja", "Sencillamente un burgués", "Lecciones de amor", o "La bruja en zapatillas".

Después intervino en rodajes como "Truhanes" (1983), de Miguel Hermoso, transformada en serie para Tele 5 (1993) y por la que obtuvo el Premio del Círculo de Escritores Cinematográficos.

En la pequeña pantalla hizo, asimismo, la popular comedia familiar y costumbrista de Antena 3 "La casa de los líos" (1996-2000).

Entre sus trabajos más recientes destacan "Enfrentados" (2014), comedia teatral en la que Fernández interpreta a un sacerdote, y el reestreno de "Alta Seducción" en 2017, con gran éxito, y con la que ha estado dos años de gira por España.

El actor decidió rescatar esta obra de los ochenta para interpretarla junto a Carmen del Valle, con quien ya hizo "La montaña rusa" en 2010.

Tenía que actuar en Zamora el 22 y 23 de marzo de 2019, pero suspendió porque, según informó su mujer, Carmen Quesada, tenía fuertes dolores de espalda.

Fue ingresado en un hospital de Madrid, donde le operaron el 2 de abril y no pudo superar el posoperatorio.

El artista era Hijo Predilecto de Gijón y Adoptivo de Oviedo, tenía los premios del Círculo de Escritores Cinematográficos (1984), Premio Ercilla de Teatro (2000), Nacional de Teatro Pepe Isbert (2002), la Medalla del Ministerio de Cultura al Mérito en Bellas Artes (2004) o la medalla de Oro al Mérito en el Trabajo (2013)

Arturo Fernández estuvo casado entre 1967 y 1978 con la aristócrata María Isabel Sensat Marqués, con quien tuvo tres hijos. 

Más información en vídeos 
Comentarios