Marina Castaño saca los trapos sucios de Esther Doña: "Es bipolar y mezcla..."

Marina Castaño, amiga íntima de Carlos Falcó, revela que el marqués de Griñón y su última esposa «estuvieron a punto de romper» en «muchas ocasiones»
Marina Castaño saca los trapos sucios de Esther Doña: "Es bipolar y mezcla..."
photo_camera Marina Castaño saca los trapos sucios de Esther Doña: "Es bipolar y mezcla..."

Según recoge Semana, Marina Castaño, viuda de Camilo José Cela ha cargado contra Esther Doña, viuda a su vez del marqués de Griñón. ¿El motivo? La que fiera esposa del Premio Nobel de Literatura cree que ha llegado el momento de descubrir aspectos de la andaluza. Durante décadas fue íntima amiga de Carlos Falcó. Ahora reconoce que esta nunca le gustó como pareja del aristócrata. No contenta con eso, ha hecho unas sorprendentes declaraciones en ‘Espejo Público’ en la que no la deja muy bien parada. «Esther Doña es bipolar, toma tratamientos antidepresivos, pero los mezcla con alcohol y eso es muy mala cosa. Por eso tiene esos arrebatos tan escandalosos que tuvo con Carlos en mi presencia tantísimas veces».

«He sido amiguísima del marqués de Griñón, fue mi primer amigo al llegar a Madrid. No voy a contar todo lo que me contaba, lo siento pero por respeto a su memoria», ha explicado la periodista en el programa que presenta Susanna Griso en Antena 3. Con sus palabras ha dejado caer que sabe mucho más de Esther Doña de lo que ha revelado en la pequeña pantalla. Que no es poco. Sabe, por ejemplo, qué sucedió exactamente cuando el padre de Tamara Falcó pasó la noche en comisaría tras una fuerte bronca con su mujer.

Marina Castaño desvela qué le dijo Carlos Falcó de Esther Doña: «Está medicada, pero comete el error de tomar gin tonic»

Fue el 24 de febrero de 2019 cuando Carlos Falcó tuvo que dormir en un calabozo después de protagonizar una sonada bronca con Esther Doña. La pareja se alojaba ese día en el hotel Eurobuilding de Madrid. Sobre la una y media de la noche, tras cenar en el restaurante Sushi99, ubicado dentro del hotel, la malagueña empezó a encontrarse mal. La pareja subió a su habitación para proseguir con su fortísima discusión. Pero no fueron capaces de controlar el tono de la disputa. Eso provocó que los huéspedes de las habitaciones contiguas avisaran de que algo sucedía. «Había una situación de dolor y ansiedad», detallaría el propio Falcó a ‘El Mundo’. «Esa noche estuve en la comisaría», diría Falcó. Sobre este episodio, Marina Castaño ha arrojado datos hasta ahora inéditos: «Fue cuando me dijo tengo que darle otra oportunidad. Ya sabes que Esther está medicada, pero claro comete el error de tomar gin tonic».

Parece claro que a la Marquesa Viuda de Griñón le ha salido una enemiga. Y, curiosamente, quien la pone a caldo es otra exmarquesa, la de Iria Flavia. «Ellos venían mucho a mi casa, cuando tenían un acontecimiento en Madrid se quedaban a dormir en mi casa. De hecho, en mi casa la habitación donde dormían se quedó como ‘la habitación de Griñón'», ha contado en ‘Espejo Público’. «Yo he a su casa también he ido mucho a dormir, antes y ahora. Siempre hemos sido amigos. Esta mujer tiene ese problema de bipolaridad. Carlos decía tengo que darle otra oportunidad, no me parece justo romper nuestra ocasión. Pero en muchas ocasiones estuvieron a punto de romper».

Comentarios