Amador Mohedano roto desvela el escarnio que han hecho Rociito y Fidel en el museo

Amador Mohedano ha confesado cómo se ha sentido tras entrar al museo de Rocío Jurado en Chipiona, donde no hay rastro de Ortega Cano y parte de su familia
Rocío Carrasco demanda a su tío Amador Mohedano por destapar el interés de Fidel Albiac por la herencia de Rocío Jurado
photo_camera Amador Mohedano roto desvela el escarnio que han hecho Rociito y Fidel en el museo

Según recoge SEMANA, Amador Mohedano ha comenzado a grabar un documental del que te mostramos sus primeras imágenes. En él habla sobre su hermana, Rocío Jurado, una pieza imprescindible en su vida, dado que él fue su mánager durante décadas. También de su sobrina, quien acaba de abrir las puertas del museo de La más grande, un proyecto en el que Amador trabajó duro durante años. Aunque no tiene ninguna relación con su sobrina, ha querido entrar en su interior y compartir sus primeras impresiones sobre qué le parece y cómo se ha sentido. «Me vinieron muchos recuerdos y no podía contenerme. Aguanté el tipo hasta donde pude…», comienza diciendo Amador desde Chipiona (Cádiz).

Sus declaraciones han visto la luz en el canal de Youtube ‘El Juanjus’, donde se emitirá su docuserie próximamente. No ha sido fácil para él pasear entre sus muros y descubrir qué ha pasado con todos los recuerdos que él se esforzó en reunir, todas las pertenencias de Rocío que la representan. «La verdad es que los años en los que yo he estado allí trabajando y llevando a cabo el sueño de mi hermana…Fue un laberinto de pensamientos. Me vine abajo.  El museo está muy bien. Se ha mantenido el 85 % de lo que yo tenía montado. Siempre dije que me faltaban dos meses para terminarlo, era lo que me quedaba», continúa emocionado. Al parecer, solo quedaba colocar alguna vitrina, traer vestidos de la artista y darle el lugar que se merecían a los discos de oro.

Eso sí, lo que más ha llamado su atención es la ausencia de familia en las fotos de Rocío Jurado en su museo. No hay ni rastro de su último marido, Ortega Cano, con el que contrajo matrimonio en el año 1995 y cuya relación duró hasta el año 2006, fecha en la que la cantante falleció. Aunque Rocío Carrasco tampoco mantiene relación alguna con el torero, Amador esperaba que no le eliminara de su vida. Tampoco que lo hiciera con otros miembros de su familia. «Falta parte de la historia. No está Ortega Cano, ni sus nietos ni sus hermanos. Deberían de estar», comenta. Según su versión, han quitado todas las fotos que él puso, lo que les deja fuera del museo por completo.

Insisten en que pareciera que la vida de Rocío Jurado terminara en 1995, pues a partir de esa fecha no hay imágenes de esa época. Cabe recordar que el 2 de julio el museo de la artista acogió a la prensa y a su hija Rocío, la que ahora estaba al frente de todo lo que se haga en honor a su madre. Prensa y numerosos invitados fueron testigo de ello, no en cambio la familia mediática de Rocío Jurado, que no estaba invitada al evento. Por el momento, el entorno no ha querido pronunciarse acerca de su ausencia en todos los rincones del museo de Rocío.

Comentarios