martes 24/5/22

Lo que nadie ha contado sobre Ainhoa Armentia: de su marido entregado a sus propiedades

Ainhoa Armentia no se esconde. Sale de marcha, acude al trabajo mientras sigue adelante su relación. Lecturas desvela sus propiedades
Ainhoa Armentia, pareja de Iñaki Urdangarin, rompe su silencio tras abandonar el domicilio conyugal y hace una petición
Lo que nadie ha contado sobre Ainhoa Armentia: de su marido entregado a sus propiedades
Según recoge CHIC, las imágenes de Iñaki Urdangarín y la joven que resultó ser Ainhoa Armentia, compañera del bufete Imaz & Asociados, han acaparado toda la atención mediática de los últimos días.

Vitoriana, de 43 años, casada y con dos hijos adolescentes, Urdangarín conoció a su amiga 'entrañable' en el despacho de abogados 'Imaz & Asociados', donde ella desempeña su labor profesional y donde el ex duque de Palma fichó como consultor en marzo de 2020, tras obtener el tecer grado.

Su conexión fue inmediata y su amistad se habría ido estrechando en los últimos meses y, a pesar de que no se han sido pillados hasta ahora, la Infanta Cristina lo sabía por boca de su marido desde finales del pasado verano.

Ahora, cuando el final del matrimonio con la infanta Crisitna se precipita y la propia Ainhoa gestiona también el final de su hasta ahora anónimo matrimonio, surgen nuevos datos de la vida del nuevo amor del exjugador de balonmano.

Según Sálvame, Ainhoa está casada con un "señor que trabaja en una empresa de automóviles de altísima gama", pero su matrimonio haría aguas y podría encontrarse en pleno proceso de separación. No obstante, la separación se está gestionando.

Una semana después de desvelar las fotografías, la misma revista Lecturas realiza un detallado informe de las propiedades de Ainhoa Armentia. Que, naturalmente, comparte con su marido pero que en esta situación de futura separación tendrán que repartir.

Ainhoa vivía hasta hace poco en una vivienda de 150 metros cuadrados comprada en 2016 en el barrio vitoriano de Lovaina. Lo hicieron en régimen de separación de bienes con su todavía marido. Ella posee un 33% de la casa, que era la residencia familiar y se adquirió mediante una hipoteca.

Pero hay más propiedades: ella comparte con su marido otro piso de 80 metros cuadrados y un garaje. Además, ostenta con su hermana la titularidad compartida de la casa de su madre. En su listado de propiedades también hay un apartamento en la localidad de Alfaz del Pi (Alicante) comprado en 2003.

Mientras tanto, sigue el torrente informativo generado a raíz del a exclusiva de Lecturas.

Al día siguiente de saltar el escándalo, Ainhoa Armentia dejó clara su intención de no esconderse, como tampoco el propio Iñaki Urdangarín, dando pábulo a los rumores de que las imágenes publicadas han venido impulsadas por, precisamente, el antiguo mienbro de la Familia Real, deseoso de obtener el divorcio y la separación.

Ainhoa no ha faltado ni un día a su puesto de trabajo tras la publicación de la portada en actitud romántica con Urdangarín ni tampoco se ha escondido, cuando toda España ponía nombre y cara a la que ayer era 'la misteriosa acompañante' del cuñado del Rey Felipe VI. Este mismo fin de semana salió de marcha por las calles de Vitoria junto a su hermana.

Seria y visiblemente incómoda por la expectación mediática creada en torno a ella, la amiga especial del ex duque de Palma ha evitado hacer ningún tipo de declaración y, apresurada, ha entrado en su trabajo, donde se reencontraba con Urdangarín, que entró en el complejo instantes antes que ella. Ha pedido, eso sí, respeto para su familia.

La amistad especial de la abogada e Iñaki Urdangarín no sería reciente y, de hecho, habrían compartido cena para dos el pasado mes de noviembre en Biarritz, por lo que su 'relación' habría empezado hace meses.

Según Federico Jiménez Losantos, tanto ella como la Casa Real estaban informados y el escándalo se ha sucedido amparado tras una "mano negra" que habría forzado la realización y comercialización de las fotografías, hecho este que habría provocado "pasmo" en el entorno de la Familia Real.

Ainhoa Armentia no se esconde. Sale de marcha, acude al trabajo mientras sigue adelante su relación. Lecturas desvela sus propiedades.

Lo que nadie ha contado sobre Ainhoa Armentia: de su marido entregado a sus propiedades
Comentarios