Desvelan lo más terrorífico de Antonio Tejado meses antes del robo: ya sospechaban

María del Monte e Inmaculada sospechaban del extraño comportamiento de Antonio Tejado tras tras años sin hablarse con él
En el fotomontaje Inmaculada Casal, Antonio Tejado y María del Monte
photo_camera En el fotomontaje Inmaculada Casal, Antonio Tejado y María del Monte

Según recoge El Televisero, Nacho Abad y su equipo de ‘En boca de todos’ han conseguido acceder al atestado sobre el caso Antonio Tejado y a algunas de las declaraciones de María del Monte e Inmaculada Casal cuando testificaron. Una exclusiva que ha dejado en shock por la información que ha revelado.

«Estuve tres o cuatro años sin hablar con él», asegura la cantante sobre su nula relación con su sobrino en los últimos tiempos. Sin embargo, en los meses previos al asalto, que tuvo lugar en agosto del año pasado, pasaron de no tener apenas relación a hablar constantemente.

En esas declaraciones que el programa de Nacho Abad ha reproducido en exclusiva, Inmaculada Casal confirma que «durante el mes de agosto me llamó de forma insistente». Unas llamadas que, al parecer, no entendían ni ella misma ni María del Monte después de estar tanto tiempo sin prácticamente hablarse.

«Insistía mucho en preguntar qué hacíamos las dos solas viviendo en una casa tan grande, que estábamos expuestas a que cualquiera entrara en la vivienda», revela Inmaculada. Además, en ese sentido, pone el acento en que se interesaba mucho por la rutina de su tía: «Me hacía preguntas como a qué hora nos acostábamos, a qué hora volvía su tía y que si conectábamos la alarma».

María del Monte, por su parte, declara que «siempre estaba preocupado por la seguridad de la vivienda y me dijo: ‘tata, ese descampado de ahí está muy baldío». «Durante los meses de julio y agosto, Antonio se movía por la vivienda durante todo el día», cuenta Inmaculada Casal en esas manifestaciones a las que ha tenido acceso Nacho Abad.

Además, una llamada de Antonio Tejado justo un día antes del robo llama la atención de Inmaculada. «Parecía dolido con su tía por no haberle pedido consejo sobre temas musicales y que no confiaba en él», se recoge en esas declaraciones. Después del asalto, el 25 por la mañana, Antonio Tejado se puso en contacto con su tía: «Me llamó para llevarme al perro, le dije que no y le conté lo sucedido. Tenía prisas por marcharse».

Al parecer, no le dio demasiada importancia al robo. «Me dice que lo supere, que lo olvide. Me dijo: ‘no los van a coger'», comenta María del Monte a las autoridades. Inmaculada Casal va más allá y pone el foco en la extraña reacción que Antonio tuvo: «Le dije que se habían llevado todo lo mío, él se rio y me dijo que lo importante es que estaba bien». Finalmente, tras el atraco, las visitas y llamadas constantes de Antonio Tejado se acaban y no vuelven a saber nada más de él.

Una vez mostradas todas esas declaraciones, Nacho Abad ha señalado los indicios que relacionan a Antonio Tejado con el asalto: «La investigación destaca varios. Primero, las llamadas. Antonio Tejado no tiene contacto con su tía en los últimos tres años. Sin embargo, los meses previos al asalto, el registro de llamadas se dispara. Hablan casi a diario. Y no solo con su tía, también con la pareja, Inmaculada Casal. Y estas llamadas podrían haberse realizado para obtener información de la casa. Los ladrones sabían en qué habitación estaba el botín y fueron directamente a esa habitación». Además, «las cámaras de seguridad de la casa no funcionaban, los ladrones sabían que estaban apagadas y se pasearon por la inmediaciones sin esconderse».

Comentarios