domingo 17.11.2019

Leo Messi habla de la tragedia de Luis Enrique tras la muerte de la pequeña Xana por cáncer

"Fue algo terrible, algo que nadie esperaba"
Leo Messi habla de la tragedia de Luis Enrique tras la muerte de la pequeña Xana por cáncer
Leo Messi habla de la tragedia de Luis Enrique tras la muerte de la pequeña Xana por cáncer
Según recoge Informalia, Leo Messi lleva seis jornadas sin jugar por lesión, lo cual es demoledor para su equipo. Sin embargo, la baja le permite conceder alguna entrevista y pasar más tiempo en familia, de la que habla en el diario Sport. El argentino habla de su catalanismo, de su mujer, sus hijos y también de Luis Enrique y su tragedia.

"Me siento muy catalán y que me den La Cruz de San Jordi terminó de redondear eso y sentirme más que nunca un catalán más. Y fue un día muy emocionante para mí y para mi familia", explica el mejor jugador del mundo.

Messi asegura que cuando no juega, ya por lesión o descanso, vive los partidos acompañado de sus hijos y de cómo le ayudan a superarlo. Leo cree que es mejor ver los partidos con los niños. "Disfruto mucho más de ellos y tengo más tiempo para poder hacerlo, de compartir partidos en la tribuna. Es hermoso pero prefiero estar en la cancha y compartirlo desde dentro porque hace mucho que estoy fuera".

Sobre la convivencia con sus hijos, el jugador de 32 años asume que tras un mal partido sus hijos lo sufren, "sobre todo Thiago que es quien se da más cuenta de las cosas", dice. "Mateo también y se me enojó por lo que dije que era de otro equipo y que no era del Barcelona. Incluso cuando dijeron que gritaba el gol del Betis, era mentira. Fue una jugada nuestra que pegó en la red de atrás y se creyó que había sido gol. Gritó gol pero cuando lo veía también se quejaba diciendo que no era hincha del Betis, sino del Barça. Empieza a entender cada vez más cuando perdemos, qué es perder y lo que significa para mí o para el equipo".

El delantero dice que los niños viven el fútbol como culés "los dos", y asegura que "no les gusta perder a nada. Son muy competitivos. Cuando pierden, lo paso mal también".

Messi es sobre todo padre: cuando hay una fiesta de cumpleaños de la clase de su hijo ca al Chiqui Park: "Thiago tiene un grupo de amigos muy marcado de ocho o nueve. Van para todos lados juntos. Y sí, participo de estas reuniones".

También desvela en la citada entrevista cuál es el rincón de la Ciudad Condal que prefiere: "La verdad es que en Barcelona estamos poco. La vida nuestra pasa por Castelldefels. Está el colegio cerquita de casa. Cuando empieza el cole y las rutinas, somos muy de manejar los tiempos de los nenes, y depender de ellos. Por eso, mucho a Barcelona no venimos".

Asegura que le encanta la Cerdanya porque "es un lugar donde hay mucha paz, tiene un paisaje espectacular. Me encanta que mis hijos puedan disfrutar de esquiar, que les gusta muchísimo. A mí me desconecta muchísimo estar allí y disfrutar de lo que tiene".

De Antonella cuenta que le ayuda en los malos momentos: "Lo es todo para mí. Tenerla al lado me simplifica muchísimas cosas. Nos conocemos de hace mucho tiempo, me conoce a la perfección. Sabe cómo entrarme en cada momento, especialmente en los malos. Es una persona que prácticamente no tiene días malos, que siempre está de buen humor. Es una compañera espectacular". El de Rosario recuerda que la conoce desde que tenía 7 años. "La relación empezó más adelante. Era la prima de mi mejor amiga. Allí nos conocimos".

Cómo vivió lo de la hija de Luis Enrique

"Fue algo terrible, algo que nadie esperaba si bien sabíamos un poquito de cómo le iba el tratamiento. Es la noticia que nunca esperas y menos de una persona tan chiquita. Lamentablemente, pasa muchísimo esto en el mundo, pero que te toque de forma tan cercana…".

Messi recuerda haber vivido momentos con la pequeña fallecida, "ir al colegio con los nenes, de ser amiga de algún hijo de los compañeros. Fue algo terrible", se lamenta. "Son cosas que no tienen explicación y lo vivimos muy mal, lo sentimos mucho. Todos tenemos hijos y pensar en una cosa así y lo que sufre la familia es algo terrible. No puedo decir nada porque no sé cómo me vería en ese momento. Es un tema complicado", señala.

Desde su Fundación ha donado tres millones de euros a Sant Joan de Deu, una de cuyas misiones es ayudar a la lucha contra el cáncer. "Tuve la suerte de estar con chicos que sufrían esta enfermedad. Queríamos hacer un centro importante donde tratarse. Mucha gente colaboró y se lo agradezco. Nosotros también lo hicimos. Conseguimos el dinero para hacer el centro y para mí era algo impresionante. La Fundación nuestra se dedicó a los chicos más necesitados y colaborar contra esta enfermedad tan desgraciada que se lleva a muchos niños por delante, que es lo que hablamos antes de Xana. No veo la hora de verlo ya realizado para que la gente que lo necesita lo pueda utilizar".

Más información en vídeos 
Comentarios