Rocío Carrasco verá a su hija Rocío Flores en el juzgado tras años de desplantes

Madre e hija podrían volver a verse las caras después de años sin tener relación y lo harán ante un juez
Rocío Carrasco verá a su hija Rocío Flores en el juzgado tras años de desplantes
photo_camera Rocío Carrasco verá a su hija Rocío Flores en el juzgado tras años de desplantes

Según recoge CHIC, Rocío Flores acudirá como testigo al juicio por impago de la pensión al que se enfrenta su madre Rocío Carrasco. Un asunto judicial iniciado por Antonio David Flores y el propio David en el año 2018 y en el que piden un año de cárcel y una multa de entre 15.000 euros y 19.000 euros contra la hija de Rocío Jurado por no pagar los 200 euros mensuales que una jueza de Violencia contra la mujer estipuló como pensión de alimentos.

La estrategia judicial de Rocío Carrasco estará centrada en demostrar su hijo "tiene los recursos económicos" suficientes para vivir y por lo tanto no existe delito de abandono. Por su parte, la juez Verónica Carabantes, del juzgado número 3 de Alcobendas, advirtió en su momento de "indicios de criminalidad" de Rocío Carrasco por un posible delito de impago de pensiones contra los derechos y deberes familiares.

Tal y como se publicó hace unas horas, Rocío Carrasco pide en el juzgado la documentación de la pensión de incapacidad que recibe su hijo, así como el número de la cuenta corriente donde se ingresa ese dinero y los movimientos de los últimos años. Pide a la Seguridad Social que aporte el dinero que percibe su hijo por la minusvalía genética que sufre. Un procedimiento que delata su estrategia de mostrar que "su hijo tiene recursos económicos para vivir", y por lo tanto no existe delito de abandono alguno.

El segundo argumento de la defensa de Rocío Carrasco estará centrado en la deuda que Antonio David Flores tendría con ella por el impago de la pensión de sus hijos cuando eran menores de edad. Desde el año 2006, el exguardia civil debía pagar mensualmente 559,83 euros para la pensión de sus hijos, que vivían entonces en Madrid con su madre. Al no recibir ese dinero, Rocío Carrasco lo denunció y fue condenado a pagar 60.000 euros, algo que no hizo alegando falta de liquidez. La posible intención de Carrasco es que se compense la deuda que tiene con ella su exmarido con la que ella tiene con su hijo, que sería inferior.

La hija de Rocío Jurado también habría pedido que declarasen todos los miembros implicados de la familia: desde Antonio David hasta Olga Moreno y su hijo David. Aunque se ha dicho que Rocío Carrasco habría pedido que declarase también su hija Rocío Flores en este procedimiento, esta semana la revista Lecturas, afín a Rociíto, asegura que esto sería una petición de Antonio David a su hija.

De producirse esta declaración, madre e hija podrían volver a verse cara a cara después de años sin tener relación. Aunque Rocío Flores ha intentado un acercamiento con su madre en más de una ocasión, llegando a suplicar públicamente una llamada telefónica por su parte, Rocío Carrasco nunca ha atendido a sus ruegos. La hija de Rocío Jurado alega que no está preparada psicológicamente para reencontrase con sus hijos, asegurando incluso que forma parte de su terapia de recuperación. No obstante, sí ha sacado fuerzas para la realización dos documentales para contar su vida así como para cantar y bailar en el Mediafest Night Fever, donde concursa desde hace semanas.

Comentarios