A la luz la victoria y negocio redondo de Fidel Albiac: “Quien se la hace se la paga”

El marido de Rocío Carrasco, sin llegar a imaginarlo, fue el encargado de encender la mecha que dinamitó Telecinco, la cadena de Fuencarral
A la luz el plan de Rociito y Fidel Albiac "para seguir haciendo daño" lejos de Telecinco
photo_camera A la luz la victoria y negocio redondo de Fidel Albiac: “Quien se la hace se la paga”

Según recoge SEMANAAntonio David Flores, ‘Sálvame’, La Fábrica de la Tele y Telecinco. Así, por este orden, era la lista negra de Fidel Albiac. El marido de Rocío Carrasco tenía muy claro quiénes eran sus enemigos. Quiénes eran los que a él y, sobre todo, a su mujer les estaban haciendo la vida imposible. Quienes día tras día la hacían sentirse atacada y humillada. Los que conocen a Fidel dicen de él que es una persona agradable y dicharachera en el trato directo, pero rencoroso. “Quien se la hace se la paga”, nos dice una persona próxima a Albiac.

Y Antonio David se la hizo. Y él se puso un objetivo en la vida: no parar hasta terminar con él (de manera figurada). Se puso manos a la obra. Lo primero que hizo fue matricularse en Derecho. Fidel ha sido capaz de licenciarse en Derecho para plantarle cara en los tribunales conociendo las posibilidades que el código penal le ofrece. Y en ello está. Lleva años interponiendo una tras otra demanda contra él cada vez que entiende que tiene base jurídica para ponérsela. Pero eso no ha dado los frutos esperados, al menos por ahora, porque ya sabemos que la Justicia lleva otra velocidad distinta a la que nos gustaría a los ciudadanos y no todo está descartado. A Antonio David todavía le quedan casos pendientes que podrían tener sentencias desfavorables hacia su persona.

Ansias de venganza

Pero, a pesar de las demandas, no conseguían callarle. Él seguía en ‘Sálvame’ lanzando duros mensajes contra Rocío Carrasco día sí, día también. Y cuando no era él, era otro colaborador (Kiko HernándezMaría PatiñoMila XiménezGema López, Kiko MatamorosLydia Lozano...), porque ‘Sálvame’ era territorio comanche para Rocío y Fidel, y eso que alguno de los directores era un gran amigo del matrimonio. Fidel se reunió en varias ocasiones con Paolo Vasile y otros directivos de Mediaset para pedirles que pararan los ataques desde ‘Sálvame’. Pero no consiguió nada. Cualquiera que hablara con Fidel sabía que Antonio David, ‘Sálvame’, La Fábrica de la Tele y Telecinco eran sus grandes enemigos. Les odiaba. De hecho, ha interpuesto infinidad de demandas contra el programa, distintos colaboradores, la productora y la cadena.

Pero mientras mantenía esta guerra judicial y de despachos, Fidel tenía muy claro en su cabeza que tendría que llegar el día en el que Rocío hablara para contestar a todas las cosas que estaba contando Antonio David y para dar su versión de los hechos. Hasta entonces, de la guerra sin cuartel entre Antonio David y Rocío solo se conocía una versión, la de él, puesto que ella nunca quiso conceder ninguna entrevista sobre el tema. Nunca ha querido hablar del asunto, al menos públicamente, porque en el ámbito privado sí contaba cosas. Pero Fidel sabía que la versión de Rocío Carrascos valía muchísimo y que la única manera de pagarla no era con una exclusiva en una revista (porque lo tanteó), ni sentándose en un programa de televisión... Él tenía muy claro que eso tenía que ser con un formato que pudiera rentabilizarse, con un formato que permitiera alargarse en el tiempo, que pudiera hacerse por capítulos... ¡Un documental!

Y decidió acogerse a eso de “si no puedes con tu enemigo, únete a él”. Matar dos pájaros de un tiro: facturar un pastizal y silenciar a tus máximos detractores, esos que día tras día te atacaban. Y empezó conversaciones con Oscar Cornejo y Adrián Madrid, los dueños de La Fábrica de la Tele, para ofrecerles la oportunidad de contar por capítulos el testimonio más buscado de la prensa del corazón... Esas conversaciones fueron el germen de lo que terminó siendo el ya conocido ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’.

No dudó en aparecer por primera vez en televisión para apoyar a su mujer

Ahí empezó todo. Sin darse cuenta Fidel había encendido la mecha que iba a dinamitar Telecinco, La Fábrica y ‘Sálvame’ desde dentro. Fidel encargó un caballo de Troya y ‘Sálvame’ le abrió sus puertas y le metieron dentro de sus muros. El primero en desaparecer fue Antonio David. Se quedó sin trabajo e ingresos y sin ese gran altavoz que tenía todas las tardes en ‘Sálvame’ para decir lo que quisiera de Rocío Carrasco.

Luego llegó el resto. El documental no fue el problema, porque la versión de Rocío Carrasco era esperada y necesaria, pero fue a raíz de él cuando empezaron a llegar los problemas y Mediaset puso fin a una década de absoluto liderazgo y ahora a 14 años de un programa que ha hecho historia y que durante todo este tiempo ha entretenido las tardes de media España.

Ha llevado a cabo una jugada maestra

Si hace apenas cinco años Fidel Albiac y Rocío Carrasco tenían que luchar contra Antonio David, ‘Sálvame’, La Fábrica de la Tele y Telecinco, ahora ambos descansan tranquilamente en su casa de Valdelagua viendo cómo se han quitado a sus enemigos de encima. Probablemente disfrutando de un Antonio David desaparecido, Sálvame con fecha de caducidad, La Fábrica de la Tele tocada y un Telecinco luchando por recuperar parte del esplendor que tuvo años atrás. Y encima, ya no pueden hablar de ellos por el nuevo código ético de Mediaset. Una jugada maestra.

Comentarios