La estrategia de Rocío Carrasco para zafarse de la pensión de su hijo David Flores

La estrategia judicial de Rocío Carrasco para no pagar la pensión a su hijo David envuelve varios puntos
La estrategia de Rocío Carrasco para zafarse de la pensión de su hijo David Flores
photo_camera La estrategia de Rocío Carrasco para zafarse de la pensión de su hijo David Flores

Según recoge CHIC, el juicio por impago de pensión que acorrala a Rocío Carrasco desde 2018 sigue su curso. La Fiscalía Antonio David Flores y el propio David Flores, hijo de la juzgada, solicitan un año de cárcel y una multa de entre 15.000 y 19.000 euros para Rociíto por no pagar los 200 euros mensuales que una jueza de Violencia contra la Mujer le obligó a desembolsar.

A finales de diciembre los abogados de Rocío Carrasco desvelaron sus cartas. Iban a pedir su absolución total al no existir, según su versión, infracción penal alguna en el impago de la pensión de su hijo discapacitado. Según El Periódico, el escrito también desvelaba los dos puntos claves de Rocío Carrasco para tratar de rehuir a la Justicia.

La juez Verónica Carabantes, del juzgado número 3 de Alcobendas, advirtió en su momento de "indicios de criminalidad" en Rocío Carrasco por un posible delito de "impago de pensiones y contra los derechos y deberes familiares".

En primer lugar la estrella de los realities de Telecinco pide que se aporte al juzgado la documentación de la pensión de incapacidad que recibe su hijo. También el número de cuenta corriente donde se ingresa esa pensión y los movimientos de los últimos años. Pide a la Seguridad Social que aporte el dinero que percibe su hijo por la minusvalía genética que sufre. Un procedimiento que delata su estrategia de mostrar que "su hijo tiene recursos económicos para vivir", y por lo tanto no existe delito de abandono alguno.

El segundo punto señalado en El Periódico está relacionado con la presunta deuda de Antonio David Flores, padre de su hijo, con ella misma. Carrasco reclama la documentación de otro proceso paralelo por insolvencia punible por no pagar la pensión de sus dos hijos cuando éstos eran menores de edad y vivían en la casa de la madre -tanto Rocío como David Flores optaron por vivir con su padre nada más cumplir la mayoría de edad-.

La intención de esa segunda maniobra sería compensar la deuda que ella tiene con la de su exmarido, que además sería superior -unos 60.000 euros en el caso de él-. El tribunal debería decidir si acepta dado que son procedimientos diferentes pero el damnificado siempre es David Flores.

Carrasco pide también que declaren todos los implicados en la familia, con los que mantiene una tensa relación, desde Antonio David hasta su ex, Olga Moreno, y sus dos hijos. Pero también su propio marido, Fidel Albiac, para muchos la "mano invisible" en todas las acciones de Rocío Carrasco.

Comentarios