martes 15.10.2019

Jorge Javier Vázquez se sincera sobre su padre: "Prefería un hijo muerto antes que maricón"

El presentador ha acudido, por segunda vez, a 'Mi casa es la tuya' para tratar el tema del ictus, la homosexualidad , su relación con Paco y la relación con su progenitor

Jorge Javier Vázquez se sincera sobre su padre: "Prefería un hijo muerto antes que maricón"
Jorge Javier Vázquez se sincera sobre su padre: "Prefería un hijo muerto antes que maricón"

Jorge Javier Vázquez ha protagonizado el primer episodio de la nueva temporada de Mi casa es la tuya, programa conducido por Bertín Osborne (64). Ambos se reunieron hace unos meses en casa del catalán para la grabación del mismo. Pero, debido al ictus que este sufrió, se han visto obligados a juntarse de nuevo para hablar sobre el trágico suceso, y, también de la relación que Jorge mantuvo con su padre, que falleció por un tumor cerebral a los 59 años. 

Cuando se enteró de la enfermedad de su progenitor, evitó ir a Badalona por miedo a "encontrarse con la muerte". Pese a todo, Jorge ha querido compartir el recuerdo que tiene sobre él: "Mi padre era muy estricto y severo. Conmigo fue muy duro, pero no le tengo rencor ni odio en absoluto. Me dio rabia que se muriera tan joven y de un tumor. No pude tener conversaciones con él, pero tampoco las eché de menos. La única obsesión de mi padre es que fuera a la universidad y lo consiguió".  

Pero si hay algo que el padre del filólogo no aceptó en un principio fue su homosexualidad, algo que marcó al catalán durante su época más vulnerable: "Yo era conocido por ser el marica del bloque. Mi padre era de esos que decía que prefería un hijo muerto antes que maricón, y eso lo tuve que escuchar varias veces en casa".

Jorge Javier Vázquez y su padre en una imagen de archivo.

A pesar de ello, confiesa estar feliz de su condición sexual porque le ha hecho más fuerte en muchos aspectos de su vida. Sabía que le gustaban los chicos desde niño, pero no podía hablar con nadie sobre lo que sentía ni de la forma en que vivía sus emociones, algo que le limitó mucho cuando era adolescente.

Ha aprovechado, a raíz de su experiencia, para mandar un mensaje a todos aquellos jóvenes que están pasando por lo mismo que el pasó cuando era adolescente: "A los chicos que sean homosexuales o lesbianas y sus padres no les acepten, que se larguen de casa. Eso no lo pueden ni deben tolerar". 

La madre de Jorge Javier Vázquez, María Morales, también ha estado presente en el primer programa de la nueva temporada de Bertín. Ella ha permanecido siempre al lado de su hijo, sobre todo en los momentos más complicados, como el que vivió hace unas semanas tras sufrir el ictus. Aunque en un primer momento el presentador no quiso contarle lo que había sucedido para evitar su preocupación, acabó diciéndole la verdad: "Le conté que me tenían que operar. Ella estaba en Badalona y no les daba tiempo a venir. Yo estuve esas horas previas haciendo el testamento a favor de mi ex".

"No me enteré de nada. Todo fue muy rápido. Me voy a Marrakech, me desmayo y estoy inconsciente durante tres minutos. Me despierto y no noto nada. Al día siguiente salgo de copas y acabo en un after en Marrakech. Dos días después cojo un avión para venir a España, y cuando presento GH DÚO noto un gran dolor de cabeza, tanto que estuve a punto de ir a urgencias. El sábado voy al hospital y me dijeron que tenía una mancha en el cerebro". Esta es la primera vez que Jorge hace una confesión tan íntima en televisión desde que el pasado mes de marzo la vida le provocase un tremendo susto. 

"Lo bueno de esto es que apareció mi ex, al que no veía después de un año y medio, y se quedó conmigo todo el fin de semana en el hospital. Ese lunes me hicieron la resonancia y en los resultados aparecía una manchita en el cerebro. Me sedaron, y para no aburrirme iba repasando la función de teatro que hacía. Escuché la palabra 'grave' y 'morir'. Efectivamente, el médico me dijo que era muy grave y que tenía que operarme. Me subieron a la habitación y me dijeron que tenía un aneurisma

Una vez terminada la operación y después de que todo recuperase la normalidad, el médico confesó a Jorge que lo que le pasó durante su estancia en Marrakech fue un derrame cerebral: "Fue todo un cúmulo de situaciones que podría haber acabado en algo terrible. Seguí saliendo, cogí un avión y seguí trabajando. Todo lo contrario a lo que tenía que hacer, pero nunca tuve sensación de peligro ni de que había llegado mi momento".  

Pero si hay algo que a Jorge Javier le sobra es sentido del humor: "Durante los primeros días de reposo en mi casa llamé a mi médico para preguntarle si podía tener sexo. Me dijo que sí, pero que tenía que ser 'normal', y que tenía que tener cuidado con los esfuerzos y las posturas. Le dije que entonces prefería no hacerlo. 

Un mes después de vivir uno de los peores momentos de su vida, el presentador tiene una visión distinta de las cosas. Ya no quiere llevar un ritmo de trabajo tan excesivamente frenético, y hace caso de los consejos de sus médicos, a pesar de que renunciar a algunas facetas de su trabajo le producen cierta nostalgia: "Presento programas que van bien y las salas de teatro están llenas. Yo sabía que ese momento tenía un fin, y yo en el fondo no quería seguir llevando ese ritmo. Necesitaba ya tiempo para mí. Tengo una pequeña sensación de derrota por no haber sido yo, y haya sido la vida la que ha tomado la decisión por mí".

Después de esta conversación, Bertín y Jorge han decidido visionar juntos, para hacer partícipes a los espectadores, el programa original que se grabó durante el pasado invierno, meses antes de que el presentador de Sálvame sufriese el ictus.

"A ver si le encasqueto la casa a Bertín, que la tengo en venta. Mirad qué ascensor, y qué bonito todo. Esto seguro que a Fabiola le encanta. Luego te voy a enseñar el jardín, que tenemos una gran piscina". Así recibía el presentador a Osborne, aprovechando la grabación del programa para hacer publicidad de su casa, que está puesta a la venta desde hace varios meses. 

En este capítulo también ha tenido cabida su ex, Paco, y aunque en aquel entonces todavía no mantenían ningún tipo de contacto, Jorge solo ha tenido buenas palabras para él: "Mi ex ha aguantado los dos peores momentos de mi vida profesionalHe sido muy poco generoso y he vivido mucho para mí. Durante una época le decía a mi novio que no quería ir a trabajar, que quería amanecer en Nueva York", confiesa sobre sus primeros meses como conductor de Sálvame

Más información en vídeos 
Comentarios