domingo 18.08.2019

Gema López, su hija secreta, su separación y otras historias que no conocíamos

Son pocas las personas que hablan mal de la colaboradora de 'Sálvame', quien se ha convertido en noticia tras su ruptura con Antonio Pardo

Gema López, su hija secreta, su separación y otras historias que no conocíamos
Gema López, su hija secreta, su separación y otras historias que no conocíamos

Un artículo de Marta Cibelina para JALEOS, el suplemento de gente de EL ESPAÑOL

Hasta hace poco nadie sabía si Gema López (46) estaba soltera o casada, si tenía hijos o dejaba de tenerlos. Si era de Madrid, de la isla de Pascua o de Albacete. Si tomaba el sol en topless o en bañador de cuello alto… Cuando se la mencionan a los espectadores lo más que llegan a decir de ella es que "esa chica tan mona y tan bien peinada que no se mete en líos, hace preguntas inteligentes y habla tan bien. Parece buena persona".

Hasta hace poco no había trascendido nada de su vida privada. Pero repentinamente la maldición de Sálvame se cobraba una nueva víctima: Gema López. La colaboradora de Telecinco, tras once años de vida en común con Antonio Pardo (49), productor teatral, ponía punto final a su relación.

He indagado y la ruptura no es de ahora. Nunca llegaron a casarse, me cuentan fuentes bien informadas, y el final de la relación tuvo lugar hace ya, al menos, nueve largos meses. He movido Roma con Santiago para obtener datos sobre esta mujer que no solo ha sido tertuliana, también ha dirigido varios programas como Con T de Tarde y Vaya Par. Incluso fue presentadora. Es muy difícil encontrar alguien que hable mal de Gema, y mira que he sometido a un tercer grado a algunas de las personas a las que he llamado, al menos diez.

Este es el perfil que más tiempo me ha llevado, y también el menos productivo en maldades. Que si valora mucho a su equipo, que si es buena compañera, que es incapaz de perder las formas, que tiene una personalidad muy centrada, que sabe ser dulce y equilibrada, que da más de lo que pide, que es una jefa excelente que sabe ponerse en el lugar de sus trabajadoras y que cuando ha sido jefa no mortificaba a sus empleados.

"Y no como otra colega extertuliana con una gordezuela y bajita, aficionada a los bolsos de Hermès falsos y los bolis con plumero, quien nada más llegar al trabajo, más tarde que nadie, sobre las ocho de la tarde, perfumada y entaconada, echaba todos los vídeos atrás porque no le gustaban y obligaba a hacer hasta 16 horas de trabajo a sus curritos".

Al contrario que de la susodicha, trabajadora de otra productora, de cuyo nombre nadie quiere acordarse, solo encuentro gente que hable bien de Gema. Que si pertenece a una familia normal de clase media, que se quedó huérfana de padre con 17 años, que está unida a su madre, que se pagó los estudios de periodismo impartiendo clases de baile, que es disciplinada, amiga de sus amigos y muy educada; que hacía muy buena pareja con su chico hasta que rompieron la relación, y que "él era más bohemio y ella algo más pijita, o mejor dicho,  más convencional en su forma de vestir".

Que estuvo a punto de perder su trabajo en Dónde estás corazón porque su perfil profesional y hasta su voz eran muy similares a los de María Patiño (46). Que eran tan amigas que se fueron mimetizando la una con la otra hasta que Patiño comenzó a ser mucho más vehemente y dejó que le saliera la famosa vena…

En resumidas cuentas, el perfil de Gema es blanco, tan blanco como las alas de una arcangel, tan blanco que me parecía impropio de una sección como esta que lleva por nombre el purgatorio. Harta de tanta blancura la llamé por teléfono en busca de una salida de tono o algún detallito escabroso como la hija secreta nacida en 1998 que aparece en su biografía en la Wikipedia. Una tal Aura Molinero López, porque de Nadia, fruto de su relación con su pareja, si me consta su existencia. Al otro lado del auricular me encuentro a una mujer simpática, de risa cristalina, divertida y directa que me cuenta que está atendiendo "a todos los que me llamáis para preguntarme porque sería muy incoherente que no lo hiciera. Yo me dedico a lo mismo que vosotros y me parece perfecto que indaguéis, pero he decidido no hablar del tema".

Pide que la excusemos con exquisita educación, no me da ni siquiera opción a preguntarle si es cierto que fue ella quien decidió poner fin a la relación y no su pareja como me han contado. Y sin embargo se ríe con fuerza cuando le pregunto por su segundo vástago. Niega que tenga cláusula alguna firmada con Telecinco para que la dejen en paz, al contrario que a Lydia (57) y a Gustavo (52). "Es mucho más fácil que todo eso", afirma. Es tan poco lo que le preocupa lo que digan de ella que, al cierre de estas líneas, no ha dado ningún paso, para hacer desaparecer a la niña fantasma de la Wikipedia. Lo único que le preocupa, está claro, es proteger la intimidad de los suyos.

Y tras escribir estas línea, para no pegarme un tiro solo me queda nachopolizarme y gritar: ¡Victor Sandoval (51), Víctor Sandoval, manifiéstate…! Es el único enemigo declarado de Gema. Presentaron juntos el programa Tal Cual Express y vivieron un histórico cara a cara en un polígrafo en el que el hombre que el Gran Víctor pronunció frases como ésta: "Tú te trabajas a ti misma, yo trabajo para los demás”, "¡Qué mala persona eres y qué lengua!", "una persona me dijo que eras oscura, no eres oscura, eres turbia", "Terelu no tiene tu fondo de maldad", "lo único que has hecho es malmeter, los cadáveres que has ido dejando se te van a levantar todos, he levantado yo la lápida". Estoy esperando su llamada. Os mantendré informados.

Un artículo de Marta Cibelina para JALEOS, el suplemento de gente de EL ESPAÑOL

Más información en vídeos 
Comentarios