martes 20/10/20

Destrozada y hundida: A la luz las fotos que NADIE ha visto del polémico verano de Lydia Lozano

Si Lydia Lozano pensaba que su verano en yate con Chaly iba a quedarse ahí, se equivocaba: chapuzones, problemas con el bañador, regañinas… Lo que nadie ha podido ver del verano más loco de la colaboradora de ‘Sálvame’
Se destapa el drama que ha marcado la vida de Lydia Lozano y que Telecinco estaba escondiendo
Destrozada y hundida: A la luz las fotos que NADIE ha visto del polémico verano de Lydia Lozano

Según publica en exclusiva Lecturas, verano, vacaciones, un calor de morirse, un yate y muchas ganas de dejar la rutina en casa. ¿Qué puede salir mal en esta combinación, a todas luces ganadora? Pues que entre en juego Lydia Lozano. ¡Cómo no! La colaboradora de ‘Sálvame’ se quitaba el uniforme de trabajo, se soltaba el cardado y corría a disfrutar de una larga escapada en un navío arropada por un grupo selecto de amigos. Chapuzón por un lado, chapuzón por el otro, unos bailes, un reírse y, claro, un poco de drama que es marca de la casa Lozano. Si la reina del chuminero pensaba que su verano había terminado, ‘Lecturas’ desclasifica las fotos que nunca habías podido ver de las vacaciones de Lydia y Charly y que, desde luego, nunca vas a poder olvidar…

Lydia Lozano vacaciones

¡Por Charly!

Feliz, despreocupada, sin pensar en nada, Lydia se embarcaba en su yate de ensueño para vivir las vacaciones que tanto necesitaba. ¿Quién podía imaginar que, en su ausencia, se iba a convertir en el centro de la noticia? La colaboradora dejaba su silla en 'Sálvame' durante unos días y la cambiaba por una tumbona al sol y un mar fresco donde chapotear hasta la hora del aperitivo.

Lydia Lozano vacaciones

Solo Lydia puede hacerlo

La colaboradora, ajena a las miradas, aprovechaba los primeros días para lanzarse al mar y, a la vez, ponerse las gafas de sol. Toda una proeza que ningún otro ser humano es capaz de recrear. Igual no terminaba de conseguirlo bien pero es que Lydia es mucha Lydia.

Lydia Lozano vacaciones

¡Maldito bañador!

Nunca habíamos podido ver a Lydia tan natural. La colaboradora, como cualquier hijo de vecino, se recolocaba el bañador para poder seguir con su día en alta mar. Una vez perfecta, departía animadamente con sus compañeras de yate. Si algo ha dejado claro la periodista a lo largo de su carrera es que nunca van a pillarla en un renuncio. ¡O casi nunca!

Lydia Lozano vacaciones

Amor en alta mar

Lydia y Charly recuperaban el tiempo perdido por el intenso trabajo de la colaboradora y no dejaban perder ocasión para disfrutar el uno del otro. Eso sí, con todas las medidas para no alejarse mucho del barco y mantenerse a flote, que con la corriente  no siempre es fácil.

Lydia Lozano vacaciones

¿Un paparazzi?

Experta en el arte de la identificación del fotógrafo, Lydia señalaba a la lejanía, tal vez, imaginando hipotéticos fotógrafos que inmortalizaban sus chapuzones. Por suerte, erró el tiro. ¿O habría avistado tierra para poder descansar de cara a la cena?

Lydia Lozano vacaciones

Regañina a bordo

Mientras Lydia descansaba plácidamente, agotada de un intenso día nadando, Charly se acercaba a cantarle, un poco, las cuarenta. El arquitecto parecía molesto por algo y no quiso guardárselo para él. Eso sí, el pequeño enfado duró poco.

Puedes seguir viendo el resto en Lecturas

Más información en vídeos 
Comentarios