Tamara Falcó reaparece y anuncia muy feliz que retoma su boda con Íñigo Onieva

Tamara Falcó ha reaparecido después de que viera la luz su reconciliación con Íñigo Onieva y lo ha hecho dejando claro que tiene intención de casarse con el empresario dentro de seis meses
Tamara Falcó reaparece y anuncia muy feliz que retoma su boda con Íñigo Onieva
photo_camera Tamara Falcó reaparece y anuncia muy feliz que retoma su boda con Íñigo Onieva

Según recoge Lecturas, desde que vio la luz su reconciliación con Íñigo Onieva (33 años), Tamara Falcó (41 años) no daba señales de vida. La marquesa de Griñón prefería llevar esta nueva etapa de su noviazgo con discreción y todo apunta a que ha pasado unos días en Villa Meona, la casa de su madre, en compañía del empresario. Sus redes sociales han estado inactivas desde entonces y no ha asistido a eventos públicos ni a programas de televisión. Ahora, por fin ha reaparecido y lo ha hecho anunciando que retoma su boda.

Tamara Falcó es la protagonista del próximo número de la revista ‘Harper’s Bazaar’. Ella misma ha compartido este proyecto en su perfil de Instagram. Además, la noticia viene acompañada de una frase con la que confirma sus planes de boda con Íñigo Onieva tras su reconciliación. "Yo tengo esperanza y estoy enamorada. Allá que voy, allá que voy… Me veo pasando por el altar en 2023 y he estado pensando que solo tengo seis meses para el vestido de novia”, han sido las palabras con las que ha dicho que tiene intención de casarse en seise meses. Esto coincide con el mes de junio, fecha en la que, antes de su ruptura, anunció que se casaría con Íñigo Onieva.

En la citada revista, Tamara Falcó también ha hablado de lo que le dijo Isabel Preysler cuando se enteró de que pretendía retomar su noviazgo con Íñigo Onieva. “Mami me dijo: ‘Te lo puede volver a hacer, ¿sabes? Pero, claro, ella habla por sus experiencias. Yo también le pregunté: ‘¿Tú a tío Julio le diste una oportunidad? Tajantemente me dijo que no”. A esto hay que añadir que Tamara ha contado cómo ha vivido la ruptura entre su madre y Mario Vargas Llosa. “Claro que me da pena la ruptura de Mario con mami… Él siempre ha sido muy amable y cariñoso con nosotras, pero la decisión es de mi madre y de él. A ella, la veo en Paz y serena”, ha comentado.

Por el momento, habrá que esperar para ver si Tamara Falcó confirma los planes de boda que tenía antes de su ruptura. Justo antes de poner punto y final a su relación tras la infidelidad de Íñigo Onieva, la marquesa de Griñón contó que se casarían el 17 de junio. Lo harían en El Rincón, la propiedad que perteneció a su padre y que ella ahora gestiona con mucho mimo. Además, en su serie de Netflix contó que si algún día se casaba, lo más seguro es que lo hiciera con un vestido de Carolina Herrera. ¿Seguirá la pareja con estos planes, o habrá cambiado alguno? Sea como sea, lo que está claro es que están de lo más felices con esta segunda oportunidad que les va a llevar a pasar por el altar.

Comentarios