viernes 7/8/20

Al descubierto lo que se esconde tras las polémicas fotografías de Enrique Ponce y Ana Soria

La distancia a la que están realizadas así como el lugar elegido para pasar el día indican que la pareja quería ser fotografiada.
Al descubierto lo que se esconde tras las polémicas fotografías de Enrique Ponce y Ana Soria
Al descubierto lo que se esconde tras las polémicas fotografías de Enrique Ponce y Ana Soria

Según recoge CHIC, Enrique Ponce y Ana Soria ya no esconden su amor. Así lo certifican las imágenes que este miércoles pudimos ver en la portada de la revista Diez Minutos. En ellas, la pareja aparece sobre un cocodrilo hinchable, dándose muestras de cariño, muy sonrientes y enamorados. Unas fotografías que, sumadas a las declaraciones que el torero ofreció a la revista Semana y Sálvame en las que aseguró que está muy enamorado e ilusionado con la joven almeriense de 22 años, evidencian que lo suyo va muy en serio.

diez-minutos-150720.jpg

Tal y como señala el digital Vanitatis, Ponce y Cuevas aún no han iniciado ningún trámite legal de separación pero la publicación de estas controvertidas imágenes podrían haber colmado la paciencia de Paloma Cuevas, y es más que probable que sea ella la que tome la decisión de poner punto y final a su matrimonio.

El reportaje fotográfico fue realizado hace una semana en Mojácar costa, una de las playas del municipio de Vera y dentro de uno de los chiringuitos donde no hay posibilidad de mantener la intimidad. Un lugar de ocio habitual para los almerienses donde la pareja no podía pasar desapercibida y donde era fácil ser fotografiados.

Según la colaboradora de esRadio Paloma Barrientos, varios paparazzis tenían controlada a Ana Soria y lo único que tuvieron que hacer es esperar a que su pareja apareciera para seguirlos. El reportaje lo habrían realizado varias agencias, que se habrían puesto de acuerdo para vender el material gráfico. Tanto las imágenes tomadas en el chiringuito de la playa de Vera como las del paseo por la urbanización Marina de la Torre, en Mojácar, donde vive un matrimonio amigo de Ana Soria.

Todo parece indicar que la pareja quería ser fotografiada debido a la distancia a la que están realizadas y al poco cuidado a la hora de elegir el lugar para disfrutar de su amor. "Quisieron que se les viera y es lo que hicieron", señala el digital.

Más información en vídeos 
Comentarios