Ana María Aldón hace caja y desprecia a Ortega Cano: exclusiva dando estopa a Gloria Camila

Pese a que el torero pidió a su pareja e hija que dejasen de reprocharse cosas en público, la mujer del torero desprecia su petición y sigue haciendo caja concediendo una exclusiva a Lecturas respondiendo a Gloria Camila
En la imagen de archivo José Ortega Cano, Gloria Camila Ortega y Ana María Aldón
photo_camera Ana María Aldón hace caja y desprecia a Ortega Cano: exclusiva dando estopa a Gloria Camila

Según recoge CHIC, Ana María Aldón es uno de esos personajes que "carece de filtro", una expresión muy manida en la Crónica Rosa que, sin embargo, no justifica que haga declaraciones como las de la entrevista de Lecturas de este miércoles.

La mujer de José Ortega Cano, que desde que concursó en Supervivientes se ha convertido en colaboradora habitual de los programas de televisión, está siendo engullida por éstos. El ejemplo es la portada de hoy, en la que posa vestida de flamenca para contestar a Gloria Camila. Convendría saber cuándo se hizo la entrevista, porque su hijastra se ha mostrado comedida hasta el martes, y se supone que para entonces la publicación ya estaba en la rotativa.

La mujer de Ortega Cano conversa con la periodista Karmele Izaguirre vestida de corto y a caballo. Son los trajes que lucirá en El Rocío, algunos de ellos con transparencias: "Soy muy pudorosa, pero este año me va a dar igual, estoy en un punto de mi vida que…". Y sólo estamos en la primera pregunta.

Aldón ahonda en la relación que mantiene con su marido y reniega de la palabra "crisis". Pero sí reconoce que todo lo que ha ocurrido le ha servido de llamada de atención: "O sales tú o nos hundimos los dos, y no quiero hundirme, quiero que salgas tú", le dijo.

A su hijastra Gloria Camila le da varios toques de atención: "Todos los que se metan en un matrimonio se están metiendo en un terreno que no es el suyo". "Los trapos sucios los lavo en casa y los besos también los doy en casa", en referencia a la única crítica que hizo la joven, alegando que Aldón había estado fría con su padre. O "Yo no puedo hacer nada con lo que dice la hija de mi marido; si alguien puede hacer algo, que lo haga él", remata, sin darse cuenta de que el zasca es bidireccional: contra Gloria y contra Ortega.

Y después se defiende de haberle plantado dos besos a Rocío Carrasco y de las acusaciones de que vistió a Carmen Borrego como si fuese un adefesio: "No estaba torcido. Yo tengo matrícula de honor en patronaje".

Unas páginas después, Terelu Campos relata en su columna semanal cómo fue su encuentro con el torero durante la Sálvame Fashion Week: "Nos saludamos durante una publicidad de una manera muy natural". Todo son alabanzas para la mujer de Ortega Cano, algo extraño, teniendo en cuenta la malísima relación que tienen en esa familia con Rocío Carrasco.

Comentarios