sábado 6/3/21

El sucio golpe de Kiko Rivera a su madre Isabel Pantoja: Me debe 3 millones, que piense en cárcel

Kiko Rivera vuelve a hacer caja a costa de su madre: "No quiero el apellido Pantoja ni con agua caliente"
El sucio golpe de Kiko Rivera a su madre Isabel Pantoja de la mano de Mila Ximénez en exclusiva para la revista Lecturas: Me debe 3 millones, que piense en cárcel
El sucio golpe de Kiko Rivera a su madre Isabel Pantoja de la mano de Mila Ximénez en exclusiva para la revista Lecturas: Me debe 3 millones, que piense en cárcel

Según informa CHICLecturas vuelve a llevarse la exclusiva de la semana entrevistando por segunda vez a Kiko Jiménez, que ha encontrado en Mila Ximénez la vía perfecta para atizarle a su madre a base de bien. No hay que olvidar que en la anterior le reprochó a Pantoja "haber vivido de ser la viuda de España toda su puta vida".

No hay que llevarse a engaño, porque aunque el titular elegido para la portada es "Mi madre me debe 3 millones pero no quiero verla en la cárcel", lo mejor de la entrevista tiene que ver con lo sentimental. Con la docena de acusaciones que Kiko hace a Isabel y que van a dar para una docena de programas especiales sobre el asunto y así hacer caja, que es lo que se pretende.

Aquí algunas de las perlas que suelta Paquirrín:

"Ha sido todo muy complicado. No deja de ser mi madre… ¡Es tan duro ser huérfano sin serlo!".

La entrevista empieza fuerte. Mila va directa al cotilleo, quiere saber el contenido del mensaje de audio que Isabel Pantoja envió a su nieta Ana por su cumpleaños a través del teléfono de Irene Rosales. "No lo que querido escuchar", dice Kiko. "Me lo ha contado mi mujer". Isabel le dice a la niña: "¡Si tu madre tiene tiempo entre tele y tele, que le ponga este audio. Soy tu abuela, la que creen que está muerta. ¡Ha resucitado!". "Me enfadé. ¡Me cago en tu puta madre!", exclama Paquirrín.

Por supuesto, defiende a Irene, que hizo a la niña responder a su abuela: "El siguiente audio de mi madre ya era llorando, es una lección de mi mujer a mi madre". Sin embargo doce preguntas después reconoce que Isabel Pantoja ha hablado ya con sus hijas, por mediación de Irene y su prima Anabel.

"He tenido que borrar su número de teléfono para no llamarla. Me puede el sentimiento, todos los días tengo la tentación de hacerlo".

"Creo que mi madre nunca me ha escuchado. La cosa más dura que me pasó ha sido la drogadicción y ella sólo estuvo dos días a mi lado".

No quiero un perdón público. Quiero que tenga la valentía de decir: ¡No vamos a volver a hablar nunca, nuestros caminos se han separado pero te lo voy a explicar todo!". Pero empieza a flaquear: "Quizá nos debamos pedir perdón antes".

"No la demandaré nunca. No puedo vivir con ese sentimiento de culpa, si a ella le pasa algo como que la metan en la cárcel. Tiene antecedentes".

"Mi hermana me dijo que vio bien a mi madre. Físicamente jodida, pero que está con sus gatitos. ¡Que la veía con sus cojones de toda la vida de Dios!".

¡Por fin los trajes!. Mucho se ha hablado de lo que encontró Paquirrín en la famosa habitación de Cantora: "Siete trajes. Lo que había eran utensilios personales de mi padre: el chándal, la camisa, la bolsa de aseo… el traje que llevaba el día que murió siempre estaba dentro de una bolsa".

Kiko también hace referencia a sus problemas financieros, de los que sigue culpando a su madre. Asegura que firmó una hipoteca de 1,2 millones con su parte de Cantora cuando Isabel estaba en la cárcel, y que desconoce su paradero.

¿Hay luz al final del túnel? Kiko empieza a recular en asuntos como su paso por el programa Cantora, la herencia envenenada. "Yo estaba caliente como el queso de un sanjacobo y se me fue un poco la lengua. Pero tengo razón". Sin embargo no cree que el conflicto tenga solución: "No quiero decir imposible, pero es muy difícil".

Y termina diciendo: "No quiero confusiones, soy yo el que no quiere hablar contigo. ¡Me haces daño! ¡Eres tú la que me has fallado! ¡Eres tú la que me has mentido! ¡Soy yo el que no quiere el apellido Pantoja ni con agua caliente!.

El tito Agustín, nuevo enemigo

Agustín Pantoja se lleva buena parte de las acusaciones de Kiko Rivera, que tienen un enfermizo tufo a celos.

Le reprocha cosas como haber tratado mal a sus amigos: "Hacíamos fiestas en Cantora, venían amigos míos y mi tío les mandaba cargar garrafas de agua". "Que no se olvide que está viviendo en mí (enfatiza) casa".

¿Y qué pretende sugerir cuando dice que su madre y su tío "son más que hermanos. Él es el pequeño, es amor casi de madre e hijo". Y contesta rotundo a la pregunta de si Agustín adquiere más importancia cuanto más indefensa está su madre.

"A lo mejor he sido un pequeño estorbo entre él y mi madre y ahora es cuando están a gusto. Quería quedarse solo con mi madre y manejarla". "Me sorprendería que ella me demandara. Mi tío no tanto".

Y como era de esperar, mete a su hermana en la pelea: "¡Antepones a tu hermano a tu hija! Aquí hay gato encerrado. ¡Tienes miedo de algo!".

Pantoja, de nuevo en problemas con Hacienda

Asegura Semana en exclusiva que Isabel Pantoja sigue teniendo problemas con el Fisco. "Hacienda vuelve a atosigar a la cantante", leemos en la publicación. Al parecer, la administración le solicita 248.319,74 euros "por una deuda no ingresada en periodo voluntario" que debía haber pagado el año pasado.

Según la revista, la pesadilla de Isabel con el Fisco deriva de la mala gestión de sus cuentas hace una década, justo cuando salía con Julián Muñoz.

LECTURAS

Comentarios