Bigote Arrocet destroza al clan Campos: "María Teresa echó a su nieto de la casa"

Carmen Borrego, muy alterada, responde a la última entrevista de Bigote Arrocet: "Todo el que difame a mi madre irá a los tribunales"
Bigote Arrocet destroza al clan Campos: "María Teresa echó a su nieto de la casa"
photo_camera Bigote Arrocet destroza al clan Campos: "María Teresa echó a su nieto de la casa"

Según recoge Informalia, una separación, una entrevista "venenosa", una madre dolida, una tía cabreada... Parecía que el culebrón de las Campos y José María Almoguera ya no podía complicarse más pero siempre nos queda Bigote Arrocet. El chileno, que mantuvo una relación de seis años con María Teresa Campos, reaparece este miércoles para aportar nuevos datos sobre la relación del joven con las mujeres de su familia. Desvela, además, un episodio inédito que no encaja con la idílica relación que, según Carmen Borrego Terelu, había entre la abuela y el nieto: "Ella echó a José María de su casa".

El humorista relata que José María se instaló en una casa de invitados anexa a la vivienda principal de María Teresa Campos en su magnífico chalet de Molino de la Hoz. "Se llevó a la novia que tenía entonces y pronto surgieron problemas. Había mucho desorden en la casa, la chica no tenía buenos hábitos. Se encerraba, no salía casi nunca de la casa", recuerda Edmundo. "Teresita no quería echarle, pero Carmen le calentó tanto la cabeza que al final le echaron con su novia". Al principio, José María culpó a la abuela: "Estuvo un tiempo enfadado con ella pero sabía que no era su culpa, sino de su madre", revela.

Esta es solo una de las muchas anécdotas que rescata Bigote Arrocet este miércoles en Diez Minutos. La nueva entrevista del chileno cuenta con diez páginas y no solo involucra a María Teresa, Carmen y José María sino también a Terelu: "Ella tenía un coche, un Mini, y su sobrino se lo destrozó".

Sin pelos en la lengua, el empresario asegura que José María guarda mucho resentimiento contra su madre y su tía y defiende que tiene motivos para ello: "Al pobre le han limitado la existencia. Yo hablaba con él y me decía '¿Tú crees, Edmundo, que es normal que esté esta casa vacía y yo me tenga que ir?", ha desvelado.

La respuesta de Carmen Borrego

El titular la entrevista de Bigote no ha gustado ni pizca a la ex superviviente, que no ha tardado ni cinco minutos en lanzar una advertencia: "Todo el que difame a mi madre irá a los tribunales".

Muy alterada, Carmen Borrego ha entrado en directo en TardeAR para responder al adelanto de la entrevista que Edmundo Bigote Arrocet ha concedido a Diez Minutos: "Quien conoce a mi madre y la conoció sabe que mi madre no ha echado ni a un empleado", ha asegurado. La periodista, muy dolida, ha lanzado un mensaje contundente: "Tenemos los derechos de imagen de mi madre y todo el que difame a mi madre será demandado. No se puede destrozar a una familia y a una persona fallecida que no se puede defender". Y añadía: "Este señor no tiene licencia para contar cada cosa que quiera decir. Mi hijo es mayor de edad y puede defenderse él, pero a mi madre la defiendo yo", ha dicho.

Carmen ha recordado, además, que no es la primera vez que Bigote las lleva al límite: "Ya podía estar demandado pero como tiene domicilio no hay donde mandarle la demanda". Sin embargo, estas últimas declaraciones de Edmundo ha colmado la paciencia de las hermanas y no van a dejarlas pasar: "Se acabó el juego y el daño a la familia Campos, que llevamos toda la vida trabajando de forma honrada".

Tan enfadada estaba que ni siquiera ha admitido preguntas ni comentarios por parte de los tertulianos de Ana Rosa. La pequeña de las Campos ha soltado su retahíla y ha colgado el teléfono, dejándolos a todos con la palabra en la boca.

"Estoy harta de que me utilice"

Carmen no gana para disgustos. Si este martes ha sido la entrevista de Bigote Arrocet la que ha perturbado la tranquilidad de Borrego, el lunes fue Gustavo, ex chófer de su madre, el que arremetió contra ella después de bloquearla en WhatsApp por un intercambio de mensajes a raíz de un encuentro informal y privado entre ellos que Gustavo decidió destripar en el plató de Ana Rosa.

Él aseguró estar "dolido" con Carmen. Ella, desde luego, no está precisamente contenta: "Estoy harta que se me utilice para hacerme daño. Si me ha bloqueado es su problema", dijo. "Lo único que yo puedo tener claro es lo que digo y lo que no digo. Entonces, en un problema familiar en el que yo estoy absolutamente contenida y serena, no me parece que sea momento de incendiar por parte de nadie. Que cada uno haga lo que quiera, pero sin mentir".

Comentarios