Ana Obregón responde a Dell'Atte tras manipular documentos para acusar a Lequio de maltratador

Y Clemente Lequio entra en la guerra contra Ana Obregón y defiende a su madre: "Todo tiene un límite"
Ana Obregón defiende a Lequio, 'desenmascara' a Antonia Dell'Atte y silencia a 'Sálvame'
photo_camera Ana Obregón responde a Antonia Dell'Atte tras manipular documentos para acusar a Lequio de maltratador
Según recoge Informalia, la presentadora Ana Obregón se ha hecho eco de las informaciones publicadas este jueves en Informalia sobre la denuncia manipulada con la que Antonia Dell'Atte intenta probar que Alessandro Lequio es un maltratrador. "Aquí está el informe de la Policía Científica y su conclusión. Menos odio y menos rencor", ha escrito Ana.

El conflicto estalló este miércoles, cuando la actriz utilizó sus redes sociales para suplicar a Dell'Atte que dejara de hablar de Lequio como un maltratador. "Alessandro jamás me ha maltratado. Jamás le han juzgado ni sentenciado como maltratador. He visto con mis propios ojos el informe de la policía científica que concluye que la denuncia de malos tratos presentada por esta señora la ha falsificado", escribió.

Denuncia por calumnias

La respuesta de la modelo italiana ha sido contundente: "Querida Ana. Los documentos a los cuales te refieres son auténticos, así como la denuncia por calumnias que en breve recibirás. La falsificación de actos público-jurídicos es un grave delito que jamás he cometido".

Obregón, lejos de recular, se ha reafirmado en sus declaraciones y para ello se ha apoyado en la información publicada por este portal. Informalia ha tenido acceso al documento remitido en su día por el grupo de Documentoscopia de la Brigada Provincial de la Policía Científica, en el que se concluye que "el documento remitido para estudio presenta las manipulaciones reflejadas en el cuerpo del presente informe".

Típex y texto falso

El mencionado informe expone que, en la denuncia presentada por Antonia Dell'Atte contra Lequio por supuestos malos tratos, se observan distintas manipulaciones, como la utilización de Tippex para borrar texto original en dos zonas distintas: lo que ponía en realidad es "abandono de hogar y sus consiguientes efectos psíquicos" y queda escrito, tras la manipulación, "por abandono de familiar y malos tratos físicos y psíquicos".

Por otro lado, la denuncia que ha mostrado la italiana no hubiera sido admitida en los juzgados tal y como aparece en el informe manipulado porque, en marzo de 1991, cuando fue presentada, no existía en el Código Penal Español ningún delito así tipificado. Las mujeres maltratadas que denunciaban a sus parejas lo hacían por "AGRESIÓN", y no por maltrato físico y/o psíquico. Por tanto, cabe recordar que no existió ni ha existido jamás causa abierta, ni por consiguiente sentencia, contra Lequio.

Clemente Lequio apoya a su madre

Por otra parte, en esta guerra, Antonia Dell'Atte cuenta con un inmejorable defensor en su enfrentamiento virtual contra Ana Obregón y Alessandro Lequio: su hijo, Clemente. El joven, de 33 años, ha recurrido a sus redes sociales para sacar la cara por su madre y posicionarse claramente en esta polémica: "«Estoy en contra de los malos tratos, del bullying y de cualquier otra forma de abuso, por eso mi madre tiene mi total apoyo. Su coraje y valentía son una fuente de inspiración no solo para mí, sino para todas las personas que han vivido lo mismo".

"Es una pena que en la sociedad del 'despertar de la justicia social' en la cual vivimos, un tema tan serio venga, no solo disminuido y negado después de una sentencia clara, sino al mismo tiempo que mi madre venga tachada de mentirosa, oportunista. Y encima de esto como una criminal sobre un tema grave, real y serio que denunció a su tiempo. A todo hay un límite", ha dicho en clara referencia a Obregón, que ha acusado a Antonia Dell'Atte de manipular la denuncia de supuestos malos tratos contra Lequio.

El joven ha finalizado: "Espero que la gente tome conciencia de este tema social y que no vea maldad donde no hay a fines lucrativos o especulativos".

Comentarios