El desgarrador y crítico diagnóstico de Loli Álvarez: "Podía tener los días contados"

La exconcursante de 'Supervivientes' ha estado seis meses alejada de las redes sociales por una enfermedad con un diagnóstico complicado
El desgarrador y crítico diagnóstico de Loli Álvarez: "Podía tener los días contados"
photo_camera El desgarrador y crítico diagnóstico de Loli Álvarez: "Podía tener los días contados"

Según informa ABC, Loli Álvarez lleva cerca de seis meses alejada de las redes sociales porque a principios de año recibió la peor de las noticias. Un diagnóstico médico que truncó todos sus sueños y que le arrastraba a una situación muy complicada: «El tiempo se me hizo demasiado corto, mis días según mi diagnóstico podían estar contados o, simplemente, acabarse tal cual», dice.

Desde aquel gélido día de diciembre intentó reponerse del mazazo que supuso enfrentarse a una muerte que parecía no poder esquivar. Refugiada en los suyos, también tuvo que reponerse de la muerte de su padre, e intentar abrazarse a la esperanza para poder luchar, aún sin fuerzas, ante una mal que, según ha confesado, le acompaña desde que nació: «He intentado afrontar, asimilar y esperar que la medicación me retuviese aquí el tiempo necesario para acabar todas esas cosas que una tiene la sensación de no querer dejar a medias».

En su relato, Álvarez, que fue una de las compañeras de Isabel Pantoja en 'Supervivientes', explica desde la angustia, la desesperación y el desgarro cómo han sido estos seis meses en los que la incertidumbre y los peores presagios iban cogidos de la mano: «Con importencia de desconocer el origen de mi enfermedad, perdida entre pruebas clínicas, analíticas, resonancias, tratamiento y demás».

Tras este tiempo de oscuridad Loli confirma que actualmente la situación parece controlada y que el tratamiento parece surtir el efecto esperado, al menos el necesario para «llevar algo parecido a una vida normal que me permitirá continuar y terminar esas pequeñas cosas que siempre me han dado la vida», afirma con cierto pesimismo.

Comentarios