A solas en la cocina: el momento en el que Shakira consoló a un Piqué destrozado

LOOK ha tenido acceso en exclusiva a información privilegiada de los momentos más tensos de la negociación donde el futbolista terminó llorando en el hombro de Shakira
Tensa reunión de Shakira y Gerard Piqué por sus hijos: él se harta y abandona; ella sonríe
photo_camera A solas en la cocina: el momento en el que Shakira consoló a un Piqué destrozado

Según informa Adriano Silva en LOOK, la separación de Shakira y Piqué es uno de los temas que más han marcado el 2022. Desde que se conoció la noticia, periódicos y programas de todo el mundo han escrutado “el divorcio del año” hasta límites insospechados. Fueron meses de rumores, desavenencias y duras negociaciones que culminaron con el sonado acuerdo del pasado 8 de noviembre tras 12 horas de reunión. Algunos detalles trascendieron al instante. El más importante: Shakira tiene vía libre para llevarse a los hijos de la pareja, Sasha y Milan, a vivir a Estados Unidos. Pero, ¿qué ocurrió realmente en el hogar familiar?. ¿Cómo consiguió la colombiana salirse con la suya? LOOK ha tenido acceso en exclusiva a información privilegiada de los momentos más tensos de la negociación donde el futbolista terminó llorando en el hombro de Shakira.

El pasado 3 de noviembre, Gerard Piqué anunció su retirada repentina del fútbol. Para muchos, el movimiento fue interpretado como una claudicación: con Piqué fuera del Barcelona tendría más margen de maniobra y estaría más libre para viajar a Miami si sus hijos se fueran allí a vivir, tal y como había expresado la madre de los pequeños que esa era su intención. Sin embargo, este digital ha podido saber que esta no era la voluntad inicial del jugador, ni mucho menos. Según una fuente cercana a Piqué, su idea era dejar su carrera en 2024, de modo a tener tiempo para organizar su vida y plantear una transición tranquila para Sasha y Milan, su gran debilidad. No obstante, las posiciones maximalistas de Shakira y la presión mediática hicieron mella en “el corazón sensible de Gerard, que tomó la decisión en soledad y de forma repentina de decir adiós dos años antes de lo previsto a su otra pasión: el Fútbol Club Barcelona”. El deportista es un hombre de impulsos y al ver el sufrimiento que las tensiones familiares estaban causando a sus hijos tomó esa decisión. Aún así, cuando llegó a la reunión con su ex pareja en el que había sido su hogar, Piqué tenía la intención de seguir negociando esa “transición tranquila a América” para el 2024. Quería ganar tiempo.

Piqué llegó a la reunión “muy tocado anímicamente, agotado”. En el interior de la mansión le esperaban Shakira y los equipos legales de ambas partes. Hubo reproches, incomprensión, posiciones encontradas, “pero ni una sola palabra malsonante ni más alta que la otra. Fue todo muy civilizado dentro de lo difícil y dura que era la negociación”. Las horas iban pasando y Pique “más inestable que su ex, que se mostró siempre más distante y fría” empezó a impacientarse: “hablar con Shakira y sus abogados era como hablar con un muro. No cedían ni iban a ceder”. El acuerdo no llegaba, las horas pasaban y pasaban. El jugador salió en un momento dado a relajar-se a una de las terrazas de la casa. Cabizbajo y reflexivo volvió a entrar en la casa y se fue con Shakira a la cocina, dejando a los abogados en el comedor. En ese exacto momento Pique se derrumbó. A solas con la que había sido su mujer 12 años y madre de sus hijos, no pudo soportar la presión y rompió a llorar. Pique admitió no entender la intransigencia de la popstar latina pero por el bien de sus hijos dijo que no se iba a oponer más. La artista terminó consolando-le durante unos minutos en los que permanecieron a solas y sin injerencias externas con un sentido abrazo. Shakira ganaba la partida pero sabía que a un precio bastante alto para Piqué. Según el entorno de la ex pareja fue un momento de complicidad conmovedora.

Como es de dominio público, el tema económico nunca fue un escollo para llegar a un acuerdo. Tanto la artista como el deportista cuentan con una economía robusta y para nada ese era el motivo de su enfrentamiento. Al ceder Pique, Shakira tuvo el gesto de facilitar a su ex y a sus suegros todas las comodidades para las futuras visitas a los críos en Estados Unidos. La de Barranquilla pretende que su casa esté abierta para Pique y su familia tanto quieran. Pero LOOK ha podido saber que el ex blaugrana ya está buscando una casa en Miami donde poder quedarse cuando vaya a visitar a los niños. El plan inicial es encontrar un apartamento amplio y con varias habitaciones, para albergar a sus hijos y a sus padres. Si todo sale como previsto y Sasha y Milan se adaptan bien a su nueva vida, la misma fuente ha confidenciado que “Piqué se terminará comprando una casa allí. Shakira dispone de una fabulosa mansión y su orgullo le dice que él no va a ser menos. Quiere lo mejor para sus hijos y si en casa de la madre tienen piscina, caballos y cancha de tenis, la suya también y si hace falta hasta un campo de fútbol!”, nos dice. El tiempo dirá, pero con Gerard fuera del Barça, todo es sin duda más fácil. Resta saber si ambas partes estarán a la altura y si cada uno por su lado sabrá asimilar sus victorias y sus derrotas. Por el bien de sus hijos más les vale que si.

Comentarios