miércoles 23/6/21

El día que Rociito y Fidel Albiac fueron (engañados para ser) testigos falsos en un juzgado

La Razón habla con la letrada Teresa Bueyes de la implicación de la pareja en el caso entre Gina Lollobrigida y Javier Rigau
El día que Rociito y Fidel Albiac fueron (engañados para ser) testigos falsos en un juzgado
El día que Rociito y Fidel Albiac fueron (engañados para ser) testigos falsos en un juzgado

Según informa Marina Esnal en La Razón, Rocío Carrasco y Fidel Albiac llevan más de veinte años viviendo entre abogados y tribunales. Dos decenios con un mismo «modus operandi» que les ha traído felicidad a la par que disgustos. No siempre las cosas les han salido tal y como ellos esperaban pese a su «obsesión» a la hora de solucionarlo todo en los juzgados. Desde que la hija de Rocío Jurado se separó de Antonio David Flores han sido varios los letrados en los que esta ha confiado para resolver todos sus asuntos legales: Pablo López-Royo, quien llevó su separación con el ex guardia civil, el polémico Javier Saavedra, Jorge Marfil o Javier Vasallo. Este último es su representante jurídico en la actualidad.

De todos ellos hay uno en el que nos centraremos en las siguientes líneas: Javier Saavedra. Carrasco contrató sus servicios en el año 2007 y con ello dio comienzo a una nueva guerra judicial contra Antonio David en temas relacionados con el honor y la intimidad, aunque no con el derecho familiar. Saavedra también fue el abogado de rostros como Alessandro Lequio, Naty Abascal, Ana Obregón, Gina Lollobrigida o Javier Rigau, entre muchos otros. Con este último mantuvo un polémico y delicado enfrentamiento legal tras denunciarlo por estafa a través de la prestigiosa abogada Teresa Bueyes. El empresario catalán logró que se le condenase por estafa y consiguió también la inhabilitación profesional para el abogado después de años de enfrentamientos judiciales que todavía no han finalizado.

Rocío Carrasco y Fidel Albiac también podrían haberse visto envueltos en su mala praxis. Así lo cuenta a La Razón la propia Bueyes: «Le pusimos una demanda por estafa de alta profesional. Javier Rigau y Gina Lollobrigida le pagaron muchísimo dinero y le acabaron condenando por estafa a Javier Saavedra. Las demandas que él tenía dijo que le habían desaparecido de su despacho porque Javier Rigau las había robado». ¿Qué es lo que hizo el polémico abogado para poder demostrar esta afirmación? Proponer como testigos a Meli Camacho, Rocío Carrasco y Fidel Albiac para corroborar su versión. Según Teresa Bueyes: «Meli Camacho contó como Saavedra les citó a ella junto a Fidel y Rocío en una habitación para decirles que, como eran amigos suyos, iba a citarlos como testigos falsos para que dijeran que en una ocasión vieron a Javier Rigau entrando en su despacho para robar documentos en dos ocasiones». Para desgracia de este abogado, tanto en el Juzgado de Primera Instancia de Instrucción número 33 como en la Audiencia Provincial fueron rechazados y no se admitieron. Cabe destacar que por aquella época Fidel trabajaba como pasante junto a Saavedra. ¿Conocían estos testigos las intenciones de Saavedra o fueron víctimas?

La Razón ha hablado también con Javier Rigau, quien a través de una conversación telefónica resume su trágica experiencia junto al abogado y cuenta cómo ha sido su relación con Rocío Carrasco y Fidel Albiac: «Javier Saavedra crea un teatro alrededor suyo e intoxica con tonterías. Saavedra nos engañó a Rociíto y a mí diciendo que teníamos que ir a los Juzgados de Alcobendas para un asunto y era mentira. Cuando llegamos allí nos dieron plantón y nos dimos cuenta que nosotros no teníamos que ir para nada. Cuando yo le di un ultimátum fue cuando me puse en contacto con Rocío y Fidel, pero a diferencia de mí, ellos le dieron más oportunidades». En la actualidad y según afirma Rigau, lo tienen «condenado por sentencia firme, por estafa y apropiación indebida, y ahora se le está reclamando por vía civil los 600.000 euros estafados que nunca me pagará porque cuando le contratamos Gina y yo él era insolvente por multitud de pufos en el sector inmobiliario».

Gina Lollobrigida y Javier Rigau, en 2006 en la gala de la Cruz Roja en Mónaco

Comentarios